Classic Material: Ultramagnetic MC’s

Reportajes | | |Sin comentarios |

Comparte con tus amigos

ultramagnetic_mcs_hires

Texto por Santiago Tadeo Cervera

A pesar de no ser una propuesta de éxito, el cuarteto del Bronx es uno de los más importantes de la historia del hip hop. Por lo pronto, solo por descubrirnos a un personaje como Kool Keith ya merece pasar a la historia del género, pero es que además introdujo dos innovaciones que fueron esenciales para su devenir: unas letras considerablemente más complejas y una nueva concepción del uso de samples.

CAMBIANDO LA FAZ DEL HIP HOP

“Antes de mediados de los 80, la música rap era un fenómeno de singles de doce pulgadas. Si eras un aficionado del hip hop en Nueva York, entre 1979 y 1989, no había nada que te hiciese ir más rápido a una tienda de discos que una nueva jam de Ultramagnetic MC’s”. Lo escribió Reef, redactor de la prestigiosa revista The Source, allá por 1992. Está bien, lo hizo en el contexto de una revista que siempre había tratado muy bien al cuarteto estadounidense (cinco micrófonos sobre cinco para su debut, cuatro para el segundo disco), pero eso dice mucho de la importancia que el cuarteto neoyorquino tuvo para la evolución del hip hop durante la segunda mitad de los 80. Desde que inició su trayectoria discográfica en 1986, su principal preocupación fue editar EP’s, invariablemente editados en vinilos de doce pulgadas, que revolucionaron uno tras otro la escena. Primero ‘Ego Tripping/Funky Potion’, un año después ‘Funky/Mentally Mad’ y ‘Travelling At The Speed Of Thought’, y así hasta llegar a su influyente debut, ‘Critical Beatdown’. Ninguna de estas referencias fue un hit, pues Ultramagnetic MC’s nunca tuvo un gran éxito, pero sus compañeros de profesión tomaron buena nota de sus innovaciones.

Lo cierto es que el hip hop no volvió a sonar igual a partir de entonces. Por supuesto, no estaba solo el grupo del Bronx en la tarea de cambiar las reglas del juego, le acompañaban Public Enemy, N.W.A., De La Soul y algunos más. No obstante, su contribución fue decisiva en dos aspectos: letras y producción. En el primer aspecto la clave tiene nombre propio: Kool Keith. Él solito se bastó para dar un vuelco a la concepción que por entonces se tenía de las letras en el hip hop. Él mismo lo afirma: “Yo era el único rapero tecnológicamente futurista cuando todo el mundo estaba con ‘yes, yes y’all and you don’t stop’. Tenían estilo, pero estaban usando palabras de bebé.” Nada de seguir en la senda de las festivas letras de The Sugarhill Gang o The Fat Boys. El hip hop tenía que preocuparse de asuntos serios, alcanzar la madurez en materia de letras. Las delirantes, bizarras y políticamente incorrectas rimas de Kool Keith fueron algunos de los primeros ejemplos. Algunos no se dieron por aludidos, pero la mayoría de MC’s sí tomaron buena nota, y todo lo que ocurrió a partir de los 90 es la prueba. Entonces llegamos a su otra innovación, la relativa a la producción. En eso, buena parte del mérito es de Ced Gee, que ya había sido decisivo en la creación del inolvidable sonido del primer álbum de Boogie Down Productions, como bien recuerda el protagonista: “La producción de ‘Criminal Minded’ (1987) fue una cuestión de asociación [con Scott La Rock]. Lo que pasa es que me quedé fuera de los créditos. El sello fue deshonesto.” En efecto, no aparece en los créditos, pero el reconocimiento le llegó con ‘Critical Beatdown’. El mundo del hip hop se quedó impresionando con su rompedor uso de samples. Los troceaba y empleaba en otro contexto, les otorgaba autonomía o empleaba como instrumento. DJ Premier o Pete Rock no podían estar más de acuerdo, y el boom del sample empezó aquí. Si quieres saber por qué la discografía de James Brown se convirtió, como el mismo Padrino dijo, en un supermercado de samples para productores de hip hop, Ced Gee es uno de los responsables.

ÉXITO E INEVITABLE DECLIVE

Antes de cambiar el hip hop, yo diría que a mejor, sus cuatro integrantes se ganaban la vida como podían, cuando no se conformaban con sobrevivir. Además de Ced Gee, deportista amateur que flirteó con las drogas; y Kool Keith, que pasó un tiempecito como interno en un psiquiátrico (“Había un doctor que era amable conmigo. Solía proporcionarme cintas y yo escribía rimas en ellas mientras estaba allí”), el cuarteto lo completaban TR Love y Moe Love. También estuvo colaborando durante un tiempo Tim Dog, pero no llegó a ser miembro. Su primera dedicación fueron los singles, y lo hizo tan bien que, según recuerda Ced Gee, “Chuck D nos llamó los reyes de los singles”. De hecho, curiosidad para la historia del hip hop: el tema “Ego Trippin”, de 1986, fue el primero que empleó un sample de “Synthetic Substitution”, de Melvin Bliss, concretamente un break de batería que desde entonces ha sido uno de los más usados por los productores. Tras su fantástico debut, y aun sin obtener un hit, sí alcanzó un estatus destacable, especialmente al otro lado del Atlántico, como mencionó Keith en una entrevista de principios de los 90: “En Europa somos como The Beatles… Nunca pensé que fuésemos tan populares hasta que bajamos del avión en Londres.”

En adelante, en cambio, las cosas no fueron tan bien. ‘Funk Your Head Up’ (1992) y ‘The Four Horsemen’ (1993) no tuvieron apenas repercusión y, salvo excepciones, la crítica fue bastante menos amable. Ya se sabe que en la escena hip hop más vale no dejar pasar cuatro años entre un disco y otro, especialmente en una época en la que el género evolucionó tanto, porque eso equivale a un suicido comercial, cosa que ocurrió. Tras el tercer álbum, el cuarteto se separó, de modo que sus miembros se centraron en sus carreras en solitario, ninguno con el éxito y el interés de Kool Keith. En 2001 hubo un intento de reunión, coincidiendo con la edición de un nuevo single, ‘Make It Rain/Mix It Down’, pero se quedó en eso, en intento. Parecía difícil que el enorme ego de Keith tuviera cabida en un grupo. Pero finalmente, y tras varios años de retraso, a principios de 2007 llegó a las tiendas un cuarto álbum de estudio, ‘The Best Kept Secret’. Pasó casi completamente desapercibido, pero es un disco tan flojo que es mejor que así fuese. Desde entonces, lo último que hemos podido escuchar del conjunto es “We About Chix”, de modo que es una incógnita su futuro.

DISCOGRAFÍA SELECCIONADA:

CRITICAL BEATDOWN (NEXT PLATEAU, 1988)

1. Critical Beatdown

Clásico imprescindible del hip hop. Esta influyente obra destacó por dos aspectos: las lunáticas letras y rimas polisilábicas de Kool Keith y compañía, y la innovadora producción de Ced Gee. Solo por escuchar rapear a Kool Keith ya merece la pena hacerse con el disco, pero el empleo de samples en las bases cambió la faz del hip hop. Sin conocer “Ego Trippin’” o “Give The Drummer Some” es difícil comprender la evolución del género en la primera mitad de los 90.

FUNK YOUR HEAD UP (POLYGRAM, 1992)

Ultramagnetic-M.C.s-Funk-your-Head-up

Tardar cuatro años en entregar un segundo álbum es lo peor que puede hacer un grupo que debuta con tanto éxito. Ese tiempo es mortal en la escena hip hop, especialmente en un periodo tan creativo para el género. El cuarteto neoyorquino lo pagó con este fracaso comercial que, sin embargo, es un estimable aunque infravalorado álbum. Claramente continuista, vuelve a convencer por los siempre imaginativos raps de Kool Keith y una producción que, sin sonar ya innovadora, seguía siendo puro virtuosismo.

THE FOUR HORSEMEN (WILD PITCH RECORDS, 1993)

3. The four horsemen

Si te conformas con escuchar a Kool Keith, este disco te gustará, por mucho que el MC estuvo más inspirado en otras ocasiones. Sin embargo, es una obra irregular que falla por la difícil cohabitación entre programación/samples e instrumentación. Aun así, el cuarteto nos deja varias piezas que recuerdan a sus mejores tiempos, entre ellas “We Are The Horsemen”, “Two Brothers With Checks (San Francisco, Harvey)” y “Saga Of Dandy, The Devil & Day”.

Artículo publicado originalmente en el número 15 de Hip Hop Life

Comparte con tus amigos

Deja un comentario

Hip Hop Life Xpress

portadaHHLX9_opt

Nueva Hip Hop Life Xpress, vol. 9


Si todavía te queda verano, si dispones de ratos vacíos, en Hip Hop Life Xpress tenemos algo para todos ellos. Y es que, aunque el panorama parezca detenido, las cosas…




Newsletter

Suscríbete y recibe cada viernes o sábado en tu correo todas nuestras novedades, artículos exclusivos y mucho más.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar