Roy Mercurio. El mensajero [Entrevista]

Entrevistas | | |Sin comentarios |

Comparte con tus amigos

roy-mercurio-entrevista

Publicado en Hip Hop Life en el Número 43
Texto por Jaime Valero
Fotos por Javier Gamonal para Efecerosiete Estudio

L.E. Flaco desaparece como alias, pero no la persona y el concepto que había detrás de ese nombre. Las ideas, los mensajes y los raps que suelta en su nuevo álbum siguen impregnados con su personalidad de siempre. La diferencia es que ahora debemos dirigirnos a él como Roy Mercurio y que su respaldo musical responde sobre todo al que ya nos ha ido adelantando como componente de Dremen.

UN NUEVO ARRANQUE

HIP HOP LIFE: Lo primero que llama la atención de tu nuevo disco es el cambio de nombre de L.E. Flaco a Roy Mercurio, con todo lo que ello supone. Aunque no se puede decir tampoco que sea empezar de cero otra vez, ¿no implica cierto riesgo dejar de usar un aka ya bien conocido por el público para utilizar otro aún desconocido?
ROY MERCURIO:
Probablemente. Pero no puedo condicionar las decisiones que tomo para con mi carrera a cómo lo va a encajar el público. Sería engañarme a mí mismo y mis inquietudes. Claro que soy consciente de los efectos o repercusiones que puede tener, pero a quien crea en mí y en mi música le va a dar igual cómo me llame. Detrás de esa “marca” siempre ha habido una persona con nombre y apellidos, y es quien sigue estando.

HHL: Siguiendo el hilo de la pregunta anterior, ¿qué diferencias hay entre Roy Mercurio y L.E. Flaco? ¿Es simplemente una cuestión de nueva orientación sonora o hay algo más?
RM:
Mercurio no es un nombre artístico. Es un concepto que da cobertura a un nuevo paso que he dado en mi música y en mi carrera. Por otro lado, claro que mis expectativas y mi visión de la vida han cambiado durante estos diez años como L.E.Flaco. Ese nombre tenía demasiadas connotaciones que me resultaban un lastre (tanto de manera personal como profesional), y ya era hora de cerrar con esa etapa de mi vida y empezar una nueva. No hay “nueva orientación sonora”, no hay un “plan” detrás del sonido.

HHL: Mercurio era el dios mensajero de la mitología romana, igual que Hermes lo fue para los griegos. Su figura es la protagonista de la portada del disco. Además de lo evidente, el hecho de que tú también transmitas mensajes e ideas con tu música, ¿en qué otros aspectos te sientes identificado con este dios mitológico?
RM:
Lo de jugar con la mitología tiene incluso mucho más “chicha” que el simple hecho de ser mensajero. Pero inicialmente me gustaba cómo se comporta el elemento químico. De niño me llamaba mucho la atención cuando se rompía un termómetro e intentaba tocar el mercurio. Se escapaba adaptando su forma a cualquier espacio cóncavo. Además es un buen conductor de electricidad, etc., etc. Tiene muchas acepciones que encajan con lo que estoy haciendo.

EL PESO DE DREMEN

HHL: En “Wtf” te anticipas a la sorpresa que pueda causar en algunos oyentes tu nueva línea sonora. Aquellos que hayan escuchado tu participación en Dremen ya están sobre aviso, y parece que además la propuesta ha calado bien entre la gente. ¿Piensas que el público español ya está abierto y preparado para estas nuevas tendencias en el rap?
RM:
No lo sé, la verdad. Claro que juego con esas cosas, pero no voy a hacer un estudio de mercado sobre los intereses y susceptibilidades musicales del público español. Y menos aún voy a secundar eso de ser “una nueva tendencia en el rap”.

HHL: Hagamos un inciso para seguir hablando de Dremen. Tus proyectos con ellos son un buen ejemplo de la creactividad de la que hablabas en tu anterior disco, así como un trampolín que ha ampliado notablemente tus miras musicales. ¿Piensas que, si no hubiera existido Dremen, tampoco estaríamos hablando ahora de Mercurio? ¿Qué es lo que más te ha aportado el hecho de formar parte de ese combo?
RM:
Dremen ha influido mucho, eso sí. Por un lado me ha obligado a explorar o adaptarme a algo a lo que no estaba acostumbrado. Y por otro, básicamente, porque mi productor (el mismo de Dremen ) y mi entorno están trabajando en ese territorio. Yo solo me he dejado llevar aportando mis palabras.

roy-mercurio-entrevista2

KILL THE FAN

HHL: En otra canción del álbum catalogas a todos aquellos que odian, envidian y cuchichean a las espaldas como “Vampiros”. Para acabar con estas criaturas el remedio consistía en un buen estacazo en el pecho. ¿Qué fórmula propone Mercurio para librarse de esos haters que tanto abundan en la escena?
RM:
No tengo fórmula. Ese tema no es más que un análisis de una realidad que puede ser extrapolada a muchísimos ámbitos. Creo que detrás de algo así hay un análisis psicológico, social y educacional mucho más profundo de lo que nos imaginamos…

HHL: En una línea similar discurre la canción “Matar un fan”, en donde rapeas: “el talento no se gana en la trinchera”, una referencia a quienes buscan notoriedad a través de ataques o beefs. ¿Piensas que el público peca hoy en día de estar demasiado atento de esta clase de “batallitas” en vez de a la calidad musical de un artista? ¿Puede ser una de las razones que expliquen que esta práctica esté cada vez más extendida?
RM:
Esa canción es bajo un tono irónico. La palabra “fan” tiene muchas connotaciones negativas para mí. Mucho “fanatismo”. El público, seguidor, oyente o consumidor en la música es muy importante. Es pieza clave en la “maquinaria” de crecimiento de cualquier proyecto/producto artístico. Pero hay una delgada línea que se cruza siendo fan y es creyéndote con la potestad de ser pieza activa en apartados que no te corresponden de esa cadena. Pero vamos, el tema es una broma.

EL PARADIGMA SOCIAL

HHL: La crítica social planea sobre varias de las canciones, como “#elcurriculumnoesdetodos” y “VATPCHP”, haciendo alusión a temas que todos sufrimos y conocemos: corrupción en las élites, manipulación de la información, destrucción del estado de bienestar… ¿Piensas que en este 2013 que acabamos de estrenar veremos alguna mejoría? ¿Servirán de algo las protestas ciudadanas que llevan teniendo lugar desde hace años?
RM:
Vaya pregunta. No te puedo contestar. Supongo que yo escribo esas cosas porque es mi manera de enfrentarme a lo que está pasando. El impacto de todo se verá… o no.

HHL: En una línea similar discurre “Morir del asco”. ¿De dónde sale el fragmento de audio que escuchamos al inicio y el final de la canción? Entre otras cosas, en ese fragmento se dice que no debemos tirar nuestra vida por la borda con trabajos que puedan aportarnos cierto sustento pero nada a nivel personal, que no debemos “vender nuestra libertad a cambio de seguridad”. ¿Consideras, pues, el trabajo como una forma de realización personal?
RM:
Es de una entrevista a Sergio Fernández sobre el nuevo paradigma laboral. Es muy interesante escuchar a este tipo y se puede aprender mucho de sus palabras. Considero que nos hemos malacostumbrado o acomodado a entender el trabajo como un intercambio de tiempo por dinero. Y por un lado mermamos nuestras aptitudes o dones mientras que por otro no somos capaces de hacer crecer todo nuestro potencial porque no trabajamos en lo que verdaderamente somos buenos o donde mejor podríamos hacerlo. Pero vamos, escuchar a Sergio Fernandez es recibir unos buenos bofetones de realidad.

HHL: Las influencias de estilos y subgéneros como el trap, dubstep, house o drum’n’bass se van dejando ver, cada vez con menos timidez, en la música de numerosos artistas nacionales. Habrá quien lo haya asimilado como una nueva forma de explorar sus posibilidades musicales y quien lo vea como una simple oportunidad pasajera de subirse al carro para conseguir réditos musicales. En tu caso responde a una evolución lógica de lo que ha sido tu trayectoria, pero aun así, ¿piensas que esas influencias pueden ayudarte a llegar a nuevos públicos normalmente ajenos al hip hop? ¿Llega un punto en que el círculo del rap se le termina por quedar pequeño a un artista como tú?
RM:
Ni lo uno ni lo otro. Estoy haciendo lo que me apetece, lo que más me motiva y lo que satisface mis inquietudes. Si hay más público o no, no es un análisis que me competa. No escribo pensando en un círculo o un público.

roy-mercurio-entrevista3

DOSIS DE MERCURIO

Roy Mercurio nos acompaña en un repaso por algunas de las canciones más destacadas que conforman su nuevo trabajo.

“No hablo gratis”: La justicia de ser consecuente con lo que digas.

“Esperanza desprecio”: Un flashforward, en formato storytelling, sobre un posible final de Esperanza. Me encanta ese tema.

“No te preocupes por el vecino”: Creo que es el tema más positivo del disco. O el único… Además, me flipa Aciz.

“#elcurriculumnoesdetodos”: Es una crítica directa al comportamiento de la sociedad usando como referencia el anuncio de Campofrío. Y lo de Kantz en el estribillo es increíble.

Comparte con tus amigos

Deja un comentario

Hip Hop Life Xpress

portadaHHLX9_opt

Nueva Hip Hop Life Xpress, vol. 9


Si todavía te queda verano, si dispones de ratos vacíos, en Hip Hop Life Xpress tenemos algo para todos ellos. Y es que, aunque el panorama parezca detenido, las cosas…




Newsletter

Suscríbete y recibe cada viernes o sábado en tu correo todas nuestras novedades, artículos exclusivos y mucho más.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar