Cosecha del 94 (Parte I) [Reportaje]

Reportajes | | |Sin comentarios |

Comparte con tus amigos

gang_starr_black-2

Publicado en el Número 43 de Hip Hop Life
Texto por EPH, Bucaneroestilo y Jaime Valero
Fotos Archivo

Desde hace tiempo los 90 están en boca de público y artistas por igual. Un periodo de esplendor para el rap que nadie en su sano juicio dejaría de reivindicar, aunque no siempre se haga con el suficiente conocimiento de causa. Abarcar de un plumazo todo lo que ocurrió en esa década sería una misión imposible, pero nada impide hacer un acercamiento a esta Golden Era a través de uno de sus años más significativos: 1994. El hip hop llevaba entonces una larga trayectoria, pero se puede considerar ese año como un punto de inflexión en el que eclosionaron los sonidos que se llevaban facturando desde épocas anteriores, y que además marcó una senda a seguir para innumerables artistas que triunfaron después.

¿DÓNDE ESTABAS TÚ EN EL 94?

En paralelo a la ferviente actividad musical del 94, que es el principal objeto de este reportaje, en 1994 ocurrieron muchas cosas que conviene apuntar, aunque sea brevemente, para hacernos una mejor idea del contexto. A nivel socio-político, el año arrancó con el levantamiento en armas del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional en el estado de Chiapas, al sur de México. Ese mismo mes de enero, el presidente estaudonidense Bill Clinton y el ruso Boris Yeltsin firmaban un acuerdo por el que dejaron de apuntar misiles nucleares contra sus respectivos países, ahogando un poco más así los ecos de la Guerra Fría. Unos meses más tarde, en abril, destaca la victoria de Nelson Mandela en las elecciones de Sudáfrica, que se convirtió así en el primer presidente negro del país, poniendo fin al oscuro periodo del Apartheid que se prolongaba desde los años 60. En Italia, el de sobra conocido Silvio Berlusconi llegó por primera vez al poder al frente de Forza Italia, para perderlo un año después por la disolución de la coalición. Y en España, Felipe González afrontaba su última legislatura como presidente del gobierno mientras, para no variar, se sucedían sonoros casos de corrupción, entre otros la estrambótica fuga de Luis Roldán, ex director general de la Guardia Civil, que fue localizado un año más tarde en Laos (Bangkok).

1994 también fue un año destacado en lo deportivo, con la celebración del Mundial de Fútbol en EE.UU. Fue el mundial del célebre codazo de Tassotti a Luis Enrique, recordado también por un triste suceso: el asesinato en Medellín del defensa colombiano Andrés Escobar, después de meterse un gol en propia meta que dejó a su equipo fuera del campeonato. Finalmente fue Brasil quien se alzó con la Copa, tras vencer a Italia en los penalties. Siguiendo con el fútbol, el FC Barcelona ganó la Liga después de que Djukic fallara un famoso penalti en el último minuto, que quitó el título al Depor. Seguro que hoy, casi dos décadas después, todavía se lo recuerdan. La Liga de Campeones cayó en manos del Milan y el Balón de Oro recayó sobre Hristo Stoichkov, que por entonces militaba en las filas del Barça. En lo que respecta a otros deportes, en el tenis veíamos desfilar por las canchas a figuras emblemáticas como Pete Sampras, Steffi Graff y Arantxa Sánchez Vicario; mientras que el ciclismo tenía un héroe indiscutible, Miguel Indurain, que ganó en el 94 su cuarto tour consecutivo. Y si hablamos de basket, los Houston Rockets se hicieron amos y señores de la NBA derrotando en las finales a los New York Knicks, mientras que la ACB se la apuntó el Real Madrid, con Arvydas Sabonis como jugador más destacado.

En el terreno cultural, tuvimos que lamentar el fallecimiento de Charles Bukowski, escritor que destruyó por completo el concepto del sueño americano con sus obras. Más impactante aún fue el suicidio de Kurt Cobain en el mes de abril, líder de la banda Nirvana y referente absoluto de esa corriente musical que vino a llamarse grunge. Dentro del mundo del cine, el Óscar fue para la película Forrest Gump, aunque sin duda la peli que sacudió de verdad el panorama fílmico ese año fue Pulp Fiction, la segunda cinta de Quentin Tarantino. Por su parte, los niños disfrutaron de lo lindo con el estreno de El Rey León, que hoy vuelve a estar de actualidad gracias a un exitoso musical. El cine español también estuvo de enhorabuena, gracias al Óscar que recogió Fernando Trueba por su película Belle Époque. Otros estrenos destacados de aquel año fueron El Cuervo, La Máscara y Cadena Perpetua. Cambiando de tercio, en esa ocasión el Nobel de Literatura viajó hasta Japón para reconocer la obra del prolífico Kenzaburo Oé.

La nota más amarga del año la pusieron los conflictos armados que se desarrollaban en distintas partes del mundo. De una parte la cruenta Guerra de Bosnia, que no finalizaría hasta diciembre de 1995. También tuvo lugar la Primera Guerra Chechena, cuando las tropas rusas intentaron recuperar por la fuerza el control de la República de Chechenia. Otro imborrable acontecimiento fue el llamado Genocidio de Ruanda, con el que el gobierno hutu del país intentó exterminar a la población tutsi. Se calcula que murieron entre 500.000 y un millón de personas. Acontecimientos como estos vinieron a confirmar, en su recta final, las teorías de muchos historiadores que consideran el siglo XX como el más cruento de la historia de la humanidad.

NotoriousBig01

LA INDUSTRIA A LA CALLE

¡Ay, los 90! Los manidos, recurrentes pero geniales nineties. Con decir que fue uno de los períodos más fructíferos ya no digo nada nuevo ni tampoco le resto posibilidades a otras etapas. Por el lado más subjetivo, este tipo de conclusiones suelen pertenecer a la esfera de cada uno, de su memoria, su corazón, su oído… pero siendo objetivos, a pocos se les escapa que durante aquellos trescientos sesenta y cinco mil días, las cosas se hicieron de otra manera, más con el corazón que con el bolsillo. Los 90 son lo que son sobre todo gracias a una industria que, como en cualquier negocio, quería sus beneficios, pero no se dedicó a ir tras la fórmula o la gallina de los huevos de oro, sino que en líneas generales dejó cierta vía libre creativa a los artistas que se acercaron a ella. Eran días en los que los A&R’s iban detrás del talento y no tanto de hacer caja, días en los que tenías un oído puesto en las radios, pero el peso de la calle era mayor en la balanza. Y claro, cuando tienes infinidad de estilos y talentos desperdigados, sin pulir, y todos ellos resultan prometedores, es fácil que existan “mecenas” que con una mano sepan dejar hacer y tengan la otra extendida en espera del ansiado rédito. Esta manga ancha es una de las razones de que la Golden Era brillase de esa manera y que su resplandor todavía sea visible en el horizonte de hoy. Y es que, aunque todo gire en torno al artista que da rienda suelta a lo que lleva dentro, y a un público que quiere disfrutar lo que el artista ofrece, si no hay un entramado detrás que ponga a ambos en contacto, mal asunto. Esto ha sido así desde que el negocio es negocio, aunque hoy el patio (los artistas, públicos e intermediarios) haya trastocado esta suerte de pirámide alimenticia.

TIEMPO DE CASTING

Es rematadamente fácil poner nombres sobre la mesa, porque lo que vivimos hoy es el resultado directo de esos días (y estos a su vez de los 80, y así sucesivamente) y porque los 249.000.000 de resultados que arroja Google si le preguntas por el rap de los 90 también allanan el terreno. Tampoco te pones en un compromiso si de lo que se trata es de acotar períodos de tiempo, divagar sobre la primera mitad o la segunda parte. Pero la cosa se complica si el más difícil todavía va de quedarse con un año determinado. Si tienes en cuenta que los Ready to Die, The Infamous, Enta Da Stage, The Chronic, Enter The Wu Tang o Things Fall Apart se firmaron en diferentes años, es inevitable que la gota de sudor se pasee desafiante por la frente. Después de agrupar temas y artistas por años optamos por estrechar el círculo y concentrar el debate en dos fechas: 1998 vs 1994. En lo que al 98 se refiere (365 días que han sido muy tenidos en cuenta en las distintas revisiones que de él han hecho publicaciones como The Source o XXL), tenemos momentos geniales como ese Doc’s Da Name de Redman; el The Love Movement que rubricó la separación de A Tribe Called Quest; Miseducation Of Lauryn Hill, que confirmó a la ex Fugees como una de las grandes del género; Black Star de Black Star (dupla finest que han supuesto y todavía suponen Talib Kweli y el carismático Mos Def); Capital Punishment del malogrado Big Pun, Moment Of Truth de Gang Starr, Aquemini de los eclécticos Outkast, o NORE, el prometedor largo del hoy día errante Noreaga. Ese mismo año cayeron discos de notables como Method Man, Jay Z, Scarface, Goodie Mob, Public Enemy, Fat Joe, Cypress Hill o Flipmode Squad, lo cual se resume en que la cosecha del 98 fue productiva, pero visto con detenimiento, cabe reconocer que en general, los LP’s de aquellos días no fueron los más relevantes de sus creadores, cuyos trabajos se encontraban dispersos a lo largo de la década e incluso a finales de los 80. Frente a este contra, nos tenemos que quedar con 1994 como un año en el que se concentraron mayor número de LP’s consistentes, rocosos, incontestables y representativos de sus creadores. Al menos eso se podría deducir de los títulos que se soltaron entonces y que reseñaremos en las siguientes páginas.

Nas03

LO NUEVO Y LO VIEJO

1994 supuso, entre muchas otras cosas, el descubrimiento de dos de los MC’s más importantes que ha dado la historia del género: Nas y el añorado Notorious BIG. Dos chavales neoyorquinos (de Queensbridge y Brooklyn, respectivamente) que cargados de hambre y de talento marcaron un punto decisivo para la evolución lírica del rap. Fue una época marcada también por un incontestable dominio de la East Coast, que legó para la posteridad nuevos lanzamientos de otros grupos y solistas que llevaban años en el rap game y que alcanzaron en esos primeros noventa la madurez que ya se entreveía en sus anteriores trabajos. Es el caso de Gang Starr, Jeru The Damaja, Kool G Rap, Brand Nubian, Digable Planets, O.C., EPMD y un larguísimo etcétera. Esto no quiere decir que las grandes leyendas que cobraron notoriedad en los 80 hubieran perdido su influencia (ahí seguíamos teniendo a Public Enemy, Run-DMC, Rakim, Krs-One…), pero sin duda la llegada de sangre nueva al hip hop fue decisiva para su crecimiento. Una coexistencia entre lo nuevo y lo viejo de la que deberíamos aprender hoy en día. Frente a este dominio de la East Coast, con epicentro en la ciudad de Nueva York, tampoco podemos olvidar la importancia de otras escenas, como la West Coast, que ya desde años atrás nutría el lado más salvaje y gangsta del hip hop, y de la que hablaremos con más detalle en la segunda parte del reportaje. No somos pocos los aficionados que hemos soñado alguna vez con haber vivido en la Gran Manzana de aquella época, con haber asistido a los primeros bolos de esos genios musicales que hoy habitan en nuestros reproductores y estanterías, o descubrir de primera mano en alguna tienda de discos los vinilos que con los años han terminado creando historia. Y es precisamente a través de algunos de esos discos como queremos homenajear aquella cosecha del 94 y descubrir, una vez más, qué es lo que los hizo especiales y referentes para todo amante del rap que se precie.

DISCOS

Gang-Starr---Hard-to-Earn
Gang Starr
Hard To Earn
Chrysalis / EMI
8 de marzo de 1994
Por Jaime Valero

Guru y Premier son la quintaesencia del rap. El primero lo es por su elegante forma de rapear, por enseñarnos cómo se debe clavar una rima al ritmo, y el segundo por haber creado escuela a la hora de producir: esa forma de recortar los samplers, sus breaks de batería, las dosis justas de scratches en el momento preciso… Y eso sin olvidar la conexión de ambos con el jazz, un estilo fundamental para la evolución del rap. Gang Starr hicieron gala de una misma fórmula desde el minuto cero, y a cada nuevo disco íbamos viendo cómo la iban perfilando y mejorando, hasta convertirse en un referente tanto a nivel lírico como instrumental. Hard To Earn fue su cuarto trabajo de estudio, y en él ya apreciamos una inmensa evolución desde aquel No More Mr. Nice Guy (1989) que supuso su debut. Puede que la cúspide, sobre todo a nivel instrumental, la alcanzaran con Moment of Truth (1998), pero aquí ya encontramos grandes piezas de su discografía. La mayor diferencia de Hard To Earn con respecto a otras entregas es que resulta algo más agrio a nivel de letras, con arranques de ego que no suelen ser habituales en Guru y disparos contra advenedizos y demás personajes tóxicos de la escena hip hop. De hecho, fue el primer disco del dúo en llevar el sello de “Parental Advisory”. Pero sea como sea, estamos ante uno de esos álbumes que marcaron época y cuyo sonido ha influido en muchísimos artistas, no solo de los 90, sino también de la actualidad.

Nas---Illmatic

Nas
Illmatic
Columbia
19 de abril de 1994
Por Jaime Valero

Nas estaba en boca de muchos aficionados y artistas de rap desde la fabulosa estrofa que se marcó en la canción “Live At The Barbecue” de Main Source, que se incluyó en el disco Breaking Atoms de 1991. Pero a pesar de la destreza mostrada en esos versos, durante un tiempo nadie quiso firmarle un contrato, ni siquiera disqueras tan importantes como Cold Chillin’ y Def Jam. Es evidente que tarde o temprano alguien tendría que haber reparado en el diamante en bruto que tenían ante sí, pero de no haber sido por la intervención de MC Serch, también nativo de Queens, es posible que la historia hubiera sido diferente. Serch, que a la postre sería el productor ejecutivo de Illmatic, se encargó de mover una demo grabada por Nas entre diferentes discográficas hasta conseguir la luz verde de Columbia. Además, puso al joven Nas en contacto con diversos productores, entre ellos DJ Premier, que dejaron su magia en los 10 cortes que dieron forma al álbum. Illmatic se grabó entre los años 1992 y 1993 en diversos estudios neoyorquinos: Unique, Chung King y D&D Recording. En sus peceras, Nas desplegó su imparable arsenal de rimas, estructuras complejas y narraciones a pie de calle, abordando la dura realidad del gueto para un joven de su edad (apenas contaba 20 años cuando se publicó el disco) con un vocabulario y una fluidez muy superiores a la media, así como con una capacidad innata para el storytelling y la creación de metáforas. Su estilo es heredero de la forma de rapear que hizo célebre a Rakim en los 80, pero lo llevó mucho más allá, convirtiéndose en un referente indiscutible para infinidad de MC’s que surgieron después.

Jeru-The-Damaja-The-Sun-Ris

Jeru the Damaja
The Sun Rises in the East
Payday
24 de mayo de 1994
Por EPH

Los 90, el gran rap supermarket. Ya podías buscar un estilo, una actitud, y la encontrabas. Pendenciero, chulo, conscious, hippy… Así los decían sus raps, sus pintas y la escasa info que nos caía del cielo. Cuando The Sun Rises In The East se cruzó en mi camino me topé con un hip hop que no era hippy ni marrullero, ni consciente ni chulo, pero con un poco de todos ellos. Con el videoclip del tema “Dirty Rotten Scoundrels” me ganó al 50%. Kendrick (no Lamar) Jeru Davis gastaba perfil de chulo, voz de líder negro y las desgarbadas trazas de un hippy. Apenas recuperado de aquel clip cayó “Come Clean” y todavía me quedaba por descubrir que detrás de la carcasa sonora estaba Premier, ya entonces símbolo del sonido y la actitud East Coast. No fue hasta que me dejaron el CD y lo pasé a cinta que me rendí ante la evidencia: era uno de los trabajos ejemplarizantes del primer lustro. Jeru lanzaba soflamas ricas en conocimiento y apología a la resistencia mental frente a las tentaciones del mundo real. Y lo hacía solo, sin más invitados que un jovencísimo Afu-Ra en “Mental Stamina”. Pero es imposible hablar de The Sun Rises In The East sin reparar en Primo. En los días en los que un LP podía ir firmado por un solo productor sin que aburriese ni temieras por su calidad, Premier se echó al hombro el 50% del sonido, pero sobre todo el carisma de The Sun…Y aunque su sonido ya era característico, así como su incondicionalidad para con las muestras de jazz y el boom bap, aquí demostró que podía desdoblarse y aislar el aura de Gang Starr de cualquier misión ajena al dúo. Hizo un trabajo tan a imagen y semejanza de The Damaja que lo condenó a ser eternamente imaginado sobre sus beats y ambos nos dieron ejemplo de conexión entre MC y productor.

The_Notorious_Big-Ready_To_

Notorious B.I.G.
Ready to Die
Bad Boy
13 de septiembre de 1994
Por EPH

Alguien tiene que escribir sobre primeros álbumes, el secreto de esas operas primas, vulgares rocas convertidas en piedras negras a las que, como la Meca para el musulmán, acercarse una vez en la vida. B.I.G. tenía talento, mucha hambre y la espalda curtida de aquel que tenía que demostrar en la concrete jungle como MC (no rapper) parcial en los corrillos, dealer y padre a tiempo completo. Pero parafraseando el dicho, tras las espaldas del notorio un famélico y talentoso Sean “P-Diddy” Combs, recién salido del paraguas del jefazo discográfico André Harrell, para el que trabajó como becario y del que heredó una capacidad de implicación y ambición digna de estudio. Ambos estaban al cabo de dos realidades: la calle y los clubes. Ese es el quid de Ready To Die, guionizado por un Biggie que no tenía otra bala, desesperado pero esperanzado en su suerte, y dirigido por un promotor venido a empresario disquero, que también se enfrentaba a su primera aventura empresarial y sabía cuáles eran las fibras y vibras a tocar en el camino al éxito. Así que no busques casualidades: Puffy, consciente del fuerte de Biggie, puso a su disposición a Easy Mo-Bee, Premier o Lord Finesse en los ritmos, y a Method Man en las rimas (única colabo vocal, ojo) que dieron credibilidad y crudeza al largo. Pero también sabía del potencial de los garitos, su público, su dinero, y si no encontraba quien le pusiera la alfombra musical para entrar en ellos, él mismo se encargaría de hacerlo. De ahí su coproducción de 7 de las 17 temas. Ahí están los ritmos, las rimas, los sueños, los demonios internos y, por encima de todo, dos realidades y un objetivo: soltarles el loot.

Pete-Rock-&-CL-Smooth---The

Pete Rock & C.L. Smooth
The Main Ingredient
Elektra
8 de octubre de 1994
Por Bucaneroestilo

Estamos sin duda alguna ante de uno de los discos claves en la ya larga historia del hip hop. El dúo de Nueva York firmó con el que sería su tercer trabajo, y a la postre último, uno de esos álbumes que más de uno colocaría en los hipotéticos Top X que todos hemos hecho alguna vez. Tengamos en cuenta que en el momento álgido de lo que fue la Golden Era del rap, colarse en la lista de discos que perduran casi 20 años después en la memoria de quienes vivimos aquellos maravillosos años, no es tarea fácil. Más curioso todo esto si tenemos en cuenta que las ventas tampoco es que despuntaran. Con la combinación siempre fiable de MC y productor, con Pete a los aparatos y Smooth en las métricas y líricas, este ingrediente principal combinó a la perfección la rudeza y consistencia de los ritmos y bajos de la época con una magistral manera de usar la técnica del sampler, o más bien del diggin’. Junto con algunos productores coetáneos, Pete Rock empezó a desenmascarar a muchos nombres propios del jazz , el soul y el funk, que en adelante serían pasto de las llamas del sampling. Sin desmerecer la parte vocal del trabajo, donde las rimas y flows cálidos son el denominador común de este clásico, es obligado reconocer que con este disco Pete Rock se afianzó y consolidó como productor y referencia indiscutible, que también perdura con el paso de los años. El disco contiene himnos como “I Got a Love”, “I Get Physical” , Take U There” o “Searchin’”, con el más que conocido sampleo del tema homónimo de Roy Ayers, machacado a posteriori. Nos quedará la duda de qué hubiese pasado si las diferencias creativas de estos dos artistas no hubiesen puesto fin a la carrera de una de las bandas más importantes de todos los tiempos.

Scarface---The-Diary---Fron

Scarface
The Diary
Rap-A-Lot Records
18 de octubre de 1994
Por Bucaneroestilo

La vertiente más macarra y gángster de la época, más allá de la consolidada escena West, tiene a mister Scarface como uno de los nombres propios y a este The Diary como pieza clave para entender el Gangsta Rap. El miembro de los exitosos -y a posteriori, eclipsados por él mismo- Geto Boys consiguió con este trabajo el beneplácito y aclamación unánime por parte de público, ventas y crítica, donde las publicaciones más importantes coincidieron en elogios. Con su tercer álbum en solitario bajo el brazo, el de Houston se colocó directamente en el número 2 del Billboard yanqui, afianzando así la buena acogida que tuvieron sus anteriores trabajos. Con líricas acordes a su nombre y al de su crew, Scarface escupe rimas sin miramientos ni autocensuras al más puro estilo storytelling, como narrador de la vida en los barrios afroamericanos de cualquier ciudad estadounidense (valor añadido dentro del complicado contexto donde el Gangsta Rap era perseguido por la moralidad norteamericana). Temas como “I Seen a Man Die”, la magistral “Hand of the Dead Body” (con la fabulosa participación vocal del gran Ice Cube de la época) o “Mind Playin’ Tricks 94” son claros ejemplos de los caminos de las grandes letras y métricas de este tipo. La parte musical del disco es impecable, con el propio Scarface como productor, pero con N.O. Joe y Mike Dean cargando con el gran peso de los beats. Tracks oscuros, pausados y pesados, cargados de sutilezas funk, intrigantes strings y melodías… Gangsta en estado puro.

PARA SABER MÁS…

Planteamos este reportaje como un punto de partida para seguir indagando en la efervescente década de los 90. Para quienes queráis saber más, os dejamos esta breve bibliografía.

Libros
Born To Use Mics: Reading Nas’s Illmatic. Michael Eric Dyson y Sohail Daulatzai (Basic Books, 2008)
Icons of Hip Hop: An Encyclopedia of the Movement, Music and Culture. VV.AA. (Greenwood Press, 2007)

Revistas
XXL (edición de abril de 2004)Edición de Abril de 2004 de la revista XXL
The Source #207 (febrero de 2007)
Hip Hop Connection (edición de abril de 2009)

Películas
Notorious ( George Tillman Jr, 2009)

Comparte con tus amigos

Deja un comentario

Hip Hop Life Xpress

portadaHHLX9_opt

Nueva Hip Hop Life Xpress, vol. 9


Si todavía te queda verano, si dispones de ratos vacíos, en Hip Hop Life Xpress tenemos algo para todos ellos. Y es que, aunque el panorama parezca detenido, las cosas…




Newsletter

Suscríbete y recibe cada viernes o sábado en tu correo todas nuestras novedades, artículos exclusivos y mucho más.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar