‘Straight Outta Compton’, analizamos las claves de la película

Reportajes | | |1 comentario |

Comparte con tus amigos

straightouttacompton01

No es tarea fácil trasladar la vida de un artista o de un grupo a la gran pantalla, menos aún cuando sus protagonistas aún siguen vivos. Existen muchos egos e intereses que sortear, y puede ocurrir que la película en cuestión se acabe convirtiendo poco menos que en un panfleto propagandístico, como ocurrió con la olvidable ‘Get Rich or Die Tryin’ protagonizada por 50 Cent. Después están las dificultades puramente técnicas, encabezadas por la limitación temporal de una película. Hoy en día, las series de televisión han permitido a sus creadores desarrollar sus personajes y situaciones de una forma mucho más completa, con un ritmo más propio de una novela que de una producción audiovisual, ya que disponen de un buen puñado de episodios, divididos en otras tantas temporadas, que rompen con las limitaciones del cine tradicional. Así, es posible que llevar a la televisión la historia de un grupo como N.W.A. no resultara un desafío tan grande, pero comprimir la trayectoria del grupo, las personalidades de sus componentes y el contexto social y musical de aquella época en poco más de dos horas de metraje es, cuanto menos, peliagudo. Estos y otros desafíos son los que han tenido que afrontar los creadores de ‘Straight Outta Compton’, con el director F. Gary Gray a la cabeza, quienes no solo se han atrevido a ficcionar la historia del “grupo más peligroso del mundo”, sino que además han conseguido hacerlo rematadamente bien.

UN RETRATO VERAZ Y EQUILIBRADO

Siguiendo con la lista de los desafíos que plantea un biopic de estas características, el mayor de todos es el de plasmar de una forma lo más veraz y completa posible la personalidad de sus protagonistas, así como el papel que jugó cada uno en la evolución del grupo. En el caso de ‘Straight Outta Compton’, teniendo en cuenta que tanto Dr. Dre como Ice Cube ejercieron de productores del filme, cabía el temor de que se dedicaran a endiosarse en detrimento de los demás componentes de grupo. Afortunadamente, no ha sido así. Claro está, ambos salen bien parados en el retrato global que se hace de ellos, así como la mayoría de los demás personajes. Pero eso no impide que se muestren los claroscuros del grupo, por ejemplo, el trato a veces denigrante hacia las mujeres o los estallidos coléricos de algunos de los personajes, que no siempre estaban motivados por razones lógicas. En el caso de Eazy-E, sí es posible que las últimas etapas de su vida se hayan suavizado un poco, obviando por un lado la deriva artística que padeció en sus últimos años, y por otro, dándole un tono casi épico a la manera de afrontar la enfermedad que acabó con su vida. Pero tampoco es algo exagerado, y durante el resto del metraje se muestran tanto los aspectos positivos como los negativos de su personalidad, de forma que el retrato global resulta equilibrado.

straightouttacompton02

Lo mismo ocurre con otros personajes secundarios, como el mánager, Jerry Heller, interpretado a las mil maravillas por Paul Giamatti. Heller, según cuenta la historia oficial del grupo, se aprovechó de ellos y no les pagó todo el dinero que les correspondía de sus royalties. Todo esto se muestra en la película, pero al mismo tiempo, vemos también cómo da la cara ante la policía y ante los medios de comunicación por esos jóvenes de un barrio problemático por los que nadie habría dado un duro. Quizá el retrato más despiadado sea el de Suge Knight (promotor, guardaespaldas y, entre otras cosas, co-fundador de Death Row Records), quien más que como empresario, queda como un gángster en la película. Que sea una fama merecida o no, es algo que solo saben los protagonistas de la historia real…

UNOS ACTORES QUE LO BORDAN

Ya ha quedado claro que el trabajo de los guionistas de ‘Straight Outta Compton’ es estupendo a la hora de definir las personalidades de los protagonistas, al igual que lo es a la hora de marcar el ritmo de la historia, pues salvo unos pasajes algo más lentos hacia la mitad de la película, las dos horas y media que dura el filme se pasan casi volando. Pero su labor habría quedado empañada de no ser por el excelente trabajo de los actores que dan vida a los personajes. Destacan especialmente Jason Mitchell, en el papel de Eazy-E, y O’Shea Jackson Jr., que interpreta a su propio padre, Ice Cube. Corey Hawkins también hace una buena labor con Dr. Dre, aunque su personaje tampoco resulta tan complejo como los otros dos. En cuanto a Aldis Hodge y Neil Brown Jr., que interpretan a MC Ren y DJ Yella respectivamente, lo cierto es que tampoco tienen ocasión de lucirse, ya que ninguno de los dos juega un papel demasiado determinante en la trama. También veremos aparecer de refilón a otros tantos rappers míticos, como Snoop Dogg y 2Pac, aunque ninguno va más allá de la mera anécdota.

straightouttacompton04

UNA PRODUCCIÓN QUE NO ESCATIMA EN GASTOS

Tenemos varios antecedentes en esto de los biopics raperísticos, con ejemplos como ‘8 millas’, dedicado a Eminem, o ‘Notorious’, que abordó la vida de Biggie. Producciones que, al margen de sus propias características, resultaban en conjunto relativamente modestas. Aparte de intentar retratar las vidas de los protagonistas de la mejor manera posible, eran filmes poco ambiciosos en su aspecto visual. ‘Straight Outta Compton’, sin embargo, busca romper con esto ya desde sus primeros minutos, con una escena protagonizada por Eazy-E que, sí, vale, se sale un poco de madre, pero es un ejemplo de que el equipo de rodaje quería crear una película que no dependiera solo del guión, sino que también cobrara fuerza con el montaje y la puesta en escena. Se nota, además, el respaldo económico con el que ha contado la película, dando lugar a escenas tan potentes como el multitudinario concierto que N.W.A. dieron en Detroit, y que acabó con los miembros del grupo en la parte de atrás de un furgón policial.

A nivel sonoro, como cabía esperar, la película tampoco decepciona. Gran parte de los temas seleccionados provienen, lógicamente, del legado de N.W.A., pero también se escuchan otros hits de la época, como “California Love” y “Gin & Juice”, así como algunos pildorazos de soul y funk a cargo de bandas como Parliament y Funkadelic.

Por todo ello, ‘Straight Outta Compton’ cumple las expectativas y sortea con bastante buena fortuna los desafíos que plantean esta clase de biopics. Solo queda esperar que reciba una acogida acorde no solo por parte del público hip hop, sino también del generalista, que en muchos casos ni siquiera habrá oído hablar de la existencia de N.W.A. Ha llegado el momento de que eso cambie.

‘Straight Outta Compton’ llegará a los cines españoles el 13 de noviembre

Comparte con tus amigos

One Comment

  1. Pablo

    Por que no está en las carteleras de los cines?

Deja un comentario

Hip Hop Life Xpress

portadaHHLX9_opt

Nueva Hip Hop Life Xpress, vol. 9


Si todavía te queda verano, si dispones de ratos vacíos, en Hip Hop Life Xpress tenemos algo para todos ellos. Y es que, aunque el panorama parezca detenido, las cosas…




Newsletter

Suscríbete y recibe cada viernes o sábado en tu correo todas nuestras novedades, artículos exclusivos y mucho más.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar