Al habla Rayden. “Tan lejos y tan cerca”

Entrevistas | | |Sin comentarios |

Comparte con tus amigos

RAYDEN 6 - FOTO ESTEBAN STARFISH_opt
¿Recordáis aquel “No hago rap” con el que este David quiso vacilar nuestro lado más Goliath? Pues mantened los oídos abiertos, porque titulando a su 4º disco Antónimo, el madrileño vuelve a poner a prueba nuestra capacidad de deducción. Y es que este MC tiene y retiene, más allá de formatos y compañeros de viaje. Así que no lo intentes que no cuela, Rayden: sigues haciendo rap. Sigues siendo hip hop.
Por Diego Rocher. Fotos por Esteban Starfish.

RAYDEN 10 - FOTO ESTEBAN STARFISH_opt
HILOS DE RAP
HIP HOP LIFE: Has elaborado Antónimo con Alejandro Acosta (Mojo Project, Fuel Fandango) ¿Cómo fue el proceso con este productor?
RAYDEN: Quería componer un disco con una cohesión sonora como hicieron con Blakrock, el álbum The Black Keys en donde colaboraba gente como Mos Def. Me gusta cómo rompen las normas y me encanta poder “gamberrear” con el sonido.  La idea era juntar a 4 productores: Acción Sánchez, Baghira, C´Mon y Mees Bickle, que me pasaran instrumentales, engordarlo con músicos y devolverles las pistas para que lo re-sampleran. Pero el problema de contar con los capos del rap es que el 90% de las grandes producciones de este país llevan su nombre y si trabajaba con ellos iba a sonar como el resto. Ale Acosta y yo coincidimos en la misma oficina de contratación, nos encantaba lo que hacíamos y decidimos empezar a crear desde cero. Utilizamos batería, bajo, guitarras, sintetizadores y un piano de pared. Grabamos por partes, pero sin perder nunca el hilo conductor: rapear.

HHL: En la nómina de invitados hay nombres como los de Mäbu, Carmen Boza, Leonor Waitling
R: Si colaboro con alguien tiene que ser porque va a aportar algo que yo mismo no puedo conseguir, y para colaborar con un rapero, a no ser que fuera con Momo o Piezas que lo hacen bestial, lo puedo hacer yo. Hubo una colaboración que no incluimos con Chino, de Supersubmarina, íbamos a grabar y tuvieron el desgraciado accidente con la furgoneta. No quería repetir, pero con Mäbu sí, porque quería utilizar la voz más magnética y dulce que conozco para la canción que habla de mi hijo. Con Carmen Boza vamos a sacar un proyecto a medias y esta canción era más de mi universo que del suyo. Y con Leonor Waitling fue genial porque soy muy fan de Marlango. Llamé a su oficina en pleno agosto y aún así ella hizo lo posible por grabar la canción. Cuando ves a alguien tan volcado en tu trabajo, más cuando es alguien tan virtuoso, sólo puedes dar las gracias.

HHL: No haces rap y a la par haces más por el rap sin hacerlo…
R: Este tema se iba a llamar “Cliché”, pero cuando llegó el cambio de discográfica pensé que si ya había gente que me tenía cruzado, después de fichar por Warner iba a ser peor y me propuse hacer un experimento social. A ver si la gente genera un prejuicio tan sólo leyendo el título, sin escuchar la canción. “No hago Rap”, vale, no me importa la etiqueta. ¿Te digo todo lo que hago además? A lo mejor yo, que estoy saliendo del miedo que se siente al “qué dirán”, puedo servir de puente para que a ti también te escuchen.

RAYDEN 5 - FOTO ESTEBAN STARFISH_opt
INTENCIÓN Y SENSATEZ
HHL: Dices que el rap sin beef sería música. ¿Qué representa para ti?
R: Son acciones de marketing, sin beef posiblemente Biggie y Tupac estarían vivos, sólo por este motivo el concepto del beef para mí está anulado. Cuando hay muertes por el fanatismo de los seguidores, algo se está haciendo mal. Lo bueno de esta cultura es elemento de auto-superación que te hace crecer, cuando se pierde este punto de auto crítica y tu discurso se basa en insultar a alguien, deja de ser música. Es sólo un colchón musical del que te sirves para tirar puyas. Estos beefes no aportan nada porque, por desgracia, el rap genera un fanatismo aquí en España que el día que ese rapero quiera cambiar su discurso, sus seguidores le van a perseguir con antorchas y rastrillos por salirse del plan establecido. Por ejemplo, Rozalén me decía que no entendía por qué se perdía el tiempo en estas disputas ¡y yo no sabía cómo explicárselo! El beef no es necesario.

HHL: Hablando de otro tema del disco, “Puertas”, ¿te han cerrado puertas por hacer la música qué sientes?
R: Si me han cerrado puertas no me he dado cuenta porque no me paro a mirar hacia atrás. Si pasas una puerta y haces un buen trabajo se abre otra y así sucesivamente. Un artista que trabaja es un equilibrista sobre una delgada línea entre intención y sensación. Cuando sientes lo que dices, pero no tienes el tratamiento adecuado, caes por tu propio peso y lo mismo pasa cuando lo haces de una forma totalmente intencionada y no sientes lo que dices. Cuando escribo no apunto a qué sector del público me dirijo, sino qué me nace. Es uno de los temas más personales el disco.

HHL: En el rap de “Haciéndonos los muertos” dices “soy parte de esa hipocresía que anima a un club de futbol al que viste una compañía de aerolíneas que financia organizaciones terroristas”. ¿Se puede luchar de forma coherente envueltos en esa hipocresía?
R: Es difícil, sobre todo en estos tiempos tan convulsos. Se está atrofiando la empatía y se está sustituyendo por una susceptibilidad desmedida. Ante nuestra necesidad de sentirnos aceptados, nos están empezando a afectar cosas que no deberían. Es más, hay gente que se cree con la potestad de decirte por quién debes llorar o no. Yo admiro a ese equipo de futbol y si indagas verás que esa compañía que les patrocina, financia estas acciones, es entonces cuando cobra sentido la frase “la ignorancia da la felicidad”. Si empiezas a mirar con lupa lo que haces día a día puedes llegar a odiarte a ti mismo por ser tan incoherente, pero hay que reconocer que somos humanos y que en muchas ocasiones somos hipocresía con patas. Somos hipócritas luchando por ser coherentes.

RAYDEN 3 - FOTO ESTEBAN STARFISH_opt
EL EXPERIMENTO SIGUE
HHL: En el clip de “Pólvora mojada” grabáis las reacciones de la cuando cae al suelo a la protagonista que, en ocasiones, va caracterizada como una refugiada.
R: Fue idea de Dani Etura. Cuando ves uno de sus videoclips te das cuenta de que no se le escapa lo que quiere contar en ningún momento. Me presentó la idea y me encantó, lo peor es que teníamos razón. Cuando la protagonista va vestida de refugiada y se cae en la calle Serrano, nadie se para a recogerla, pero cuando va vestida de otro modo, sí. Cuando terminamos de rodar se acercó la policía, fusil en mano y nos preguntó que qué hacíamos allí, le explicamos que estábamos haciendo un experimento social y que desgraciadamente teníamos razón. Entonces contestaron: “es que tenéis que saber por qué barrio meteros”. Lo que quería conseguir con este vídeo es que cuando acabes de verlo puedas girarte para dirigirte a la persona que tienes al lado e iniciar una conversación.

HHL: El tema de la corrupción está latente en “Meteorito”. ¿Qué hacen tan bien los políticos o qué hacemos tan mal los votantes para seguir confiando en ellos?
R: Todo está pensado para que temamos lo diferente. La población en España está muy envejecida y las familias jóvenes han perdido un 40% del poder adquisitivo, esto hace que la gente que ve peligrar su pensión siga apostando por lo que conoce ante el miedo a lo desconocido. Vi un tweet que, ante tantas elecciones y tantos debates decía: “los españoles seríamos los únicos dinosaurios que aplaudirían al meteorito” y a partir de ahí fui tirando del hilo. El votante que puede hacer algo está demasiado ocupado buscándose la vida para salir adelante para pararse a pensar en su intención de voto.

HHL: “Dejé de cumplir años para cumplir sueños”. ¿Qué le dirías a todos aquellos que luchan por sus sueños?
R: No lucho por mis sueños, les doy de hostias hasta que se convierten en realidad y cuando ya son realidad los cuido para que sigan siéndolo. La gente que tenga un sueño que se preocupe del camino y que no le importe el qué dirán, porque si recorres tu camino la gente te sigue o se aparta. Me lo han demostrado los 16 años que llevo en la música, cuando vas a piñón fijo: llegas. Disfruto del camino mientras los demás se están dando codazos. Se trata de creer en ti y caminar hacia delante.

HHL: Dedicas “Mi pequeño torbellino” a tu hijo. ¿Cómo es ser padre?
R: Es una pasada y una hostia de humildad brutal, da igual lo que hayas hecho en tu vida, naces para ver nacer a otra persona y que un día te llame papá. Era la canción a la que tenía más respeto, la gente dice que mi fuerte es la escritura y pensaba que tenía que estar a la altura. No sabía cómo plantearlo, pero recibimos una ecografía en 4D con el sonido de su corazón y me puse a escribir escuchándolo. Cada vez que lo rapeaba me ponía a llorar. Para mi es el amor de verdad.

Comparte con tus amigos

Deja un comentario

Hip Hop Life Xpress

portadaHHLX9_opt

Nueva Hip Hop Life Xpress, vol. 9


Si todavía te queda verano, si dispones de ratos vacíos, en Hip Hop Life Xpress tenemos algo para todos ellos. Y es que, aunque el panorama parezca detenido, las cosas…




Newsletter

Suscríbete y recibe cada jueves en tu correo todas nuestras novedades, artículos exclusivos y mucho más.