Al habla Dicc. “Nuevo desorden musical”

Entrevistas | | |Sin comentarios |

Comparte con tus amigos

Trap, música urbana…las etiquetas están servidas, no así el conocimiento de las mismas. Probamos con Dicc para que nos saque de algunas dudas, mientras pone en circulación Still Takin’ Ova. El resultado tan controvertido como reflexivo.

Texto por EPH. Fotos archivo

AMNESIA Y PÚBLICO

 HIP HOP LIFE: ¿Cómo recuerdas tus primeros días en la música en comparación con los actuales? ¿Qué echas de menos de entonces y qué cosas / actitudes celebras que ya no existan?

DICC: ¡Con la ilusión con la que lo afrontas todo al principio! Cuando llevas un tiempo y la cosa empieza a subir tienes que empezar a preocuparte por más cosas con que hacer la música que te encanta hacer.

HHL: Eres una de los cabezas visibles de toda esta corriente trap y nueva música urbana. Un género que muchos abrazan y a la vez desconocen. Tú mismo eres consciente de que el trap es una evolución, una variante desarrollada a partir del hip hop. Sin embargo, estar informado de lo que se hace no es la tónica general y no son pocos los que no ven la conexión entre trap y rap. ¿Por qué crees que se da esa desinformación de medio, público, artistas?

D: La barrera entre el trap y el rap es una barrera solo por la incultura de este país respecto al hip hop. De hecho, aquí consideran trap todo lo que no suene a hip hop “español”, que poco o nada tenía que ver con el hip hop americano (¡el original, le pese a quien le pese!). Obviamente el hip hop hecho en los 90 poco o nada tiene que ver con el que se hace ahora, como poco o nada tenía que ver con el que se hacía en los 80, o como el que se hacía en los 00 (el hip hop con el que yo crecí). Sin embargo, en España por algún motivo no recuerdan esa etapa del hip hop entre 2000 hasta el 2010 que haría que el “cambio” del rap al trap fuese mucho más natural.

HHL: Perteneces a una generación de artistas que, al contrario que tus predecesores, no temen expresarse en diferentes idiomas: lo mismo haces trap que rap o te vas a otros estilos como la bachata. ¿Eres conscientes de que este vaivén es más fácil en los tiempos aperturistas en los que vivimos o crees que los anteriores artistas no tuvieron el valor para dar los pasos que hoy dáis vosotros?

D: No es problema tanto de los artistas, el cambio ha estado en lo que el público estaba dispuesto a escuchar. Yo mismo llevo produciendo, experimentando y haciendo mis cosas mucho tiempo y no ha sido hasta ahora que vino a funcionar. En la generación anterior de artistas hay mucha paja, pero también hay muchos genios incomprendidos a los que les hubiese ido mucho mejor ahora que el público, por fin, está dispuesto a escuchar nuevas movidas.

APARIENCIAS QUE NO ENGAÑAN

 HHL: En este punto resulta complicado definir concretamente lo que haces. No es exactamente trap, ni rap, ni bachata…aunque tienes claro que vienes del hip hop. ¿De qué le sirven a Dicc las etiquetas hoy en día?

D: ¡Cada día de menos! Soy lo más rapero del mundo si me ves, ya me entiendes, las Jays, la ropa, el rollo ya sabes… y musicalmente son mis cimientos, pero dejé de ponerme límites a la hora de hacer música. Creo que, a día de hoy, solo soy un rapero haciendo la música que le apetece. Un día será hip hop, otro bachata, otro… ¡y asi!

HHL: Una de los recursos de los que se valen muchos de los nuevos artistas es el beef, el encontronazo con otro artista con fines promocionales. Una vía de la que pareces haber renegado hace tiempo. Sin tener que llegar a los ejemplos de Tupac y Biggie, en nuestra escena ya se han dado caso de agresiones y malas experiencias entre artistas. El fin parece justificar el medio. Y la cuestión es, ¿todo vale para labrarse una carrera como artista en estos días?

D: No cabe duda que el beef es una buena herramienta promocional, yo lo sé de buena mano. Tambien sé de buena mano qué es un beef en lo personal y, sopesándolo, no me merece la pena. Me he metido en muchos líos y peleas por cosas así y acabas con una paranoia importante, saliendo a la calle con la mosca detrás de la oreja y consciente de que, depende con quien te encuentres van a llover hostias o algo peor. La gente se dedica a mirar, hablar, y juzgar la situación, el foco de atención se pone sobre tí, pero nadie sabe qué estás pasando realmente ni les importa, solo quieren carnaza. Que se vayan a ver “Sálvame”.

HHL: Son tiempos estos en los que parece que la libertad, la vena creativa parece primar por encima de todo. Si antes el factor credibilidad era omnipresente, hoy el discurso tambalea y a ratos se premia la credibilidad, pero también se pone de relieve las cifras que un artista genera, los likes, etc. ¿Cómo entiende Dicc este balanceo? ¿Puedes disfrutar de un artista que haga trap y que no sea creíble, que sea un producto?

D:  Sinceramente, si me engañas engáñame bien (risas) Puedo disfrutar de un tema donde la letra está claramente exagerada, ¡yo mismo me las marco! Ahora, si vas a sobrarte tendrás que hacerlo también musicalmente. Si eres la polla todo está permitido, si eres un pussy y se te ve a leguas obviamente esa distancia entre la persona y el personaje va a ponértelo difícil.

¿ORIGINALIQUÉ?

 HHL: Por un instante se esperaba que el trap no cayera en los errores del rap hecho en España, que se huyera de la imitación, de la picaresca de hacer lo que triunfa, de resultar verdaderamente creativo, original…en definitiva, de aportar al género. Muchos de los que un día vieron en el trap el nuevo rap, por su actitud y energía, hoy empiezan a enterrarlo mientras esperan al siguiente género. ¿Cómo se pueden cometer los mismos errores que se cometieron en la escena rap, si precisamente el objetivo era no cometer esos errores? ¿Crees que el trap tiene fecha de caducidad?

D: La creatividad y originalidad es muy relativa. ¿Consideras a Picasso una persona muy original? Inventó el cubismo basándose en máscaras africanas, ¿sabes lo que te quiero decir? Nuestro cerebro no inventa nada, solo interpreta. Basándonos en esto, el trap /rap / hip hop español fallará cuando se encierre en una habitación sin ventanas y deje de ver qué se hace en el resto del mundo. Ser “original” es una idea peligrosa a veces (risas).

HHL: Al igual que tantos otros, la música de Dicc puede encontrarse en las redes sociales, Youtube, lejos de formatos tradicionales como el LP, maxi, CD, vinilos. Sin embargo, el tiempo demuestra que, tarde o temprano, hay que crear un trabajo, reunir una serie de temas en un proyecto. ¿Para cuándo el de Dicc?

D: Pues ahora mismo estamos terminado un trabajo El Perla y yo ¡acojonante! Nos encerramos una semana en el estudio, Jambo nos mandó una buena carpeta llena de hits ¡y cocinamos sin parar! Aparte de esto, en nada sacaré también un recopilatorio con lo que considero más relevante de mis dos últimos años para que la gente pueda escuchar mi música en cualquiera que sea su plataforma favorita.

HHL: Se tiende a hablar de la muerte de la industria tradicional, de la libertad en las formas de ofrecer la música…sin embargo, tú acabas de enrolarte a trabajar con Spryred, una promotora que también ejerce labores de sello. ¿Qué te ofrecen ellos que no hagan otras disqueras?

D: ¿La verdad? No lo sé, ¡nunca he trabajado con otras disqueras! Ahora trabajo con ellos mano a mano para llevar mi carrera lo más lejos posible, ya que a medida que avanzas y las cosas se ponen serias te das cuenta que hay muchas cosas que no puedes abarcar tu solo como artista. Así que confié en Spryred para dar el paso a profesionalizarlo todo.

Comparte con tus amigos

Deja un comentario

Hip Hop Life Xpress

portadaHHLX9_opt

Nueva Hip Hop Life Xpress, vol. 9


Si todavía te queda verano, si dispones de ratos vacíos, en Hip Hop Life Xpress tenemos algo para todos ellos. Y es que, aunque el panorama parezca detenido, las cosas…




Newsletter

Suscríbete y recibe cada viernes o sábado en tu correo todas nuestras novedades, artículos exclusivos y mucho más.