Kase O en Madrid. “Los superhéroes existen”

Conciertos | | |Sin comentarios |

Comparte con tus amigos


 El pasado sábado 2 de diciembre asistimos a uno de los puntos de inflexión en ésta, nuestra comunidad: el día en que Kase O metió a 14.000 personas en un concierto. Días después no podemos creerlo, pero vayamos por partes.

Texto: F. Reyes / Fotos: Pastron#7

 

 Misión imposible ir hasta el WiZink Center e intentar aparcar. Una vez allí, disfrutamos del telonero y corista de gira El Momo, un MC que suena a Zaragoza 100% y que con unas rimas tan ingeniosas y elegantes como incisivas dejó un inmejorable sabor de boca entre el público. Este chico ya no promete, es una realidad. Con Tetsuo, su nuevo trabajo, el relevo generacional queda asegurado.

La gente que mueve los hilos de Kase O, como siempre, nos trató excelentemente, pero eso no nos libró de encontrarnos con la “marcianada” de la noche: la seguridad del pabellón nos obligaba a todos los fotógrafos a esperar casi una hora en un pasillo, apartados del resto del público, sin nada que hacer, mirándonos a la cara, hablando de nuestros modelos de cámara. El trato era hacer fotos durante los dos primeros temas sin flash (algo habitual en cualquier concierto) y, al finalizar dejar las cámaras en una consigna y desaparecer de allí. El que esto escribe, por supuesto perro viejo ya, consiguió saltarse esa “norma” y el resto de fotógrafos no querían dejar en consigna equipos que cuestan miles de euros. La pregunta generalizada era “¿por qué?”. Como anécdota: empieza el concierto, empieza el primer tema, de hecho el temazo del disco, la “Intro (El Círculo)”, y no nos dejan hacer fotos, nos mantienen en una esquina sin poder disfrutar del directo del maestro. Menos mal que, ante nuestra insistencia a alguien se le ocurrió llamar a otro alguien que le comentó por el pinganillo a los de seguridad algo evidente: que el concierto ya había empezado y que podíamos hacer las fotos.

Bueno, son cosas que pasan y quedan ahí como aviso a navegantes, así que vayamos ya al asunto que nos ocupa. Lógicamente, empezar con la “Intro” de El Círculo (disco por el que ya entrevistamos al aragonés aquí) puso manos arriba a las 14.000 almas que abarrotaban el antiguo Palacio de los Deportes. Kase O había ‘vuelto al ejercicio, y la primera frase fue para los que estamos desde el inicio, la segunda para todos los que estaban esperando. Ahora quería vernos celebrando’.

A continuación, sonó “Esto no para”. Sonó a M-16, a AKA 47. Sonó a 22, a Mac-11. Sonó a antipersona, sonó a carro bomba, sonó chín chín, brindamos en la sombra. Hicimos lo que nos dijo, teniendo en cuenta el frío que hacía en la calle: nos movimos.

Después se rapeó “Yemen”, y a Kase O y del ritmo brotaron plantas exóticas y vistosas aves nórdicas. El siguiente fue “Triste”, con el que nuestro protagonista se tuerce, se inclina, se cae, se hunde y sentimos cómo se derrumba su mundo sin rumbo. Sentimientos a flor de piel y tiempo de sentarse en la grada tranquilamente y tener ojos solo para él y a la vez reflexionar sobre cómo y por qué un chaval que empieza a rapear con 12 años en Zaragoza, algo más dos décadas más tarde revienta el WiZink Center sin ningún tipo de ayuda o apoyo de medios generalistas. Este tío no suena en la radio, pero le han llamado el puto amo… ni sé las veces.

 

 Durante el concierto se habla tanto en el pabellón como en las redes sociales de la gesta conseguida por el zaragozano al congregar a tanta gente para un concierto en el que las entradas no son precisamente baratas. Y gracias a esto nos enorgullecemos del “excelente” momento que está viviendo el rap español. Bien, me encanta, lo apoyo y lo suscribo, peeero, los más viejos del lugar recordarán que, entre 1989 y 1991, el rap español estuvo infinitamente más arriba de lo que lo está ahora y que MC Randy con su “¡Hey, pijo!” congregó 8.000 personas en un concierto sin despeinarse. Si os parece que lo del Sr. Ibarra es increíble – que lo es-, en aquellos años esto no era nada raro.

Y antes de que se nos vaya el santo al cielo, reconocemos los primeros acordes de “Guapo tarde”, pero aquí nadie estaba paradito, ni en paraísos malditos este sabadito. Eran más adictos a litros y a dar gritos con hábitos anárquicos y pálpitos del veranito ya en el hocico.

 

 Está bien escuchar en concierto los temas de ese pedazo de disco que se ha sacado de la manga el Señor Ibarra, pero ya íbamos necesitando escuchar algunos de sus clásicos, momento en que suena “Pura droga sin cortar”, donde nos deja claro que es un b.boy hasta la muerte, que no es comparable a un rapero que rima por rimar. Que Javier Ibarra es un icono del puto rap.

Suena “Ninguna chavala tiene dueño” y nos dijo que nos haría soñar, y soñar está bien pero de vuelta a realidad estuvimos con él al 100%.

Cuando suena “Amor sin clausulas” pienso “¿qué seguidor de Kase O, enamorado de su pareja no ha sentido alguna vez lo mismo?. “Dicen que la belleza es lo que uno ama. Si esto es así, o tú eres muy guapa, o yo te quiero mucho”.

Tiempo ahora para un guiño al tema “Rap contra el racismo” en el que nos recuerda una de las verdades más absolutas que hemos escuchado en los últimos tiempos: “¿no has probado nunca a conocer a un extranjero?/ Fíjate en los niños, ellos saben de qué va este juego”.

En el siguiente tema, haría aparición en el escenario una cuarta persona (pues tanto Rumba como El Momo, ya acompañaban a Kase O desde el minuto uno). Se trataba de Xhelazz, entonando “Billete de ida hacia la tristeza”. Un Xhelazz que, por cierto, avisaba de la inminente salida de su nuevo trabajo.

Después un poquito de sonido jamaicano con Shabu One Shant y Hermano L, en “Pavos reales”. En ese momento me vinieron a la cabeza las rimas de Kase O en su maqueta del 95 cuando decía aquello de “desde Palma de Mallorca La Puta Opepé”. Verlos juntos a los dos en el escenario 22 años después es todo un regalo.

Tras este momento emotivo, la cosa se puso funky y con pocos bombos compuso, imponiendo diptongos con fondo gordo y loco jazz, moviendo la boca acompañando al compás, mientras en la grada brindamos, chin chin-chamos. Y si con este tema nos quedamos con más ganas de bailar, con el siguiente “No sé qué voy a hacer” nos pusimos a la altura de la mejor música disco entre 1978 y 1982. Temazo de El Círculo. ¿O el temazo del disco es “Intro”? No sé, cada uno tiene su momento.

Lo que está claro es que a continuación empezaría a sonar el que, para muchos, y sobre todo para muchas, es el gran tema de este disco, “Mazas y catapultas”. No sabemos si fue un desliz, una locura o un error, pero el estribillo esta vez no lo cantó él, sino Rozalén, con un cierto deje flamenco que hizo aún más especial el tema. De su intervención me quedo con las palabras que dedicó a Kase O, algo así como “esto que estás haciendo es muy necesario, estás haciendo historia”. Totalmente de acuerdo, aunque para un servidor, ya hizo historia hace tanto tiempo que no puedo recordarlo.

Lo siguiente fue un sorprendente beatbox de Kase O, dando paso al “Mitad y Mitad”, que empezó con el rapeo y, cuando tocaba el estribillo, Nawja Nimri apareció por un lateral del escenario cuando nadie se lo esperaba y le puso el toque sensual al evento, con esa voz tan inconfundible. Gran actriz y cantante, incombustible, sexy a sus 45 años fue la guinda a un concierto, que iba in crescendo.

Sólo faltaba que sonara el “Como el sol” para que el pabellón se viniese abajo. Miles de leds de móviles encendidos contoneándose al ritmo de la música y todo el mundo haciéndole las voces de apoyo a nuestro protagonista. Enseguida salieron Xhelazz y Hate y se marcaron el “Viejos Ciegos”. Tras el tema, el público comenzó a corear el nombre de Lírico, como esperando que se uniese a Rumba, Kase O y Maestro Sho-Hai. No sucedió. Quizá en el próximo, porque ya sabéis que cuando vuelvan Violadores, multiplica esto por tres. Y volverán, que nos lo confesó Hate entre bambalinas cuando le andábamos entrevistando para Ritmo Urbano.

“Repartiendo Arte”, el single que se adelantó al disco, sonaba hacia el final del concierto, dando paso al tema que más tocado te deja, “Basureta”. Sentado en una silla y con un solo foco casi cenital, hizo bajar la euforia del público para hacerlo subir de nivel de nuevo a un nivel estratosférico en “Cantando”, quizá el tema que más gusta a la gente que no está en el rap. A los que sí estamos en ello nos encanta también. No pudimos dejar de cantar al mismo tiempo que el maestro, toda la letra hasta el final. ¿Quién no se la sabe?

 

Sabíamos, después de los bises, que el concierto estaba terminando, pero también sabíamos que siempre termina con “Ballantines” (Balantains), para que el público reviente literalmente. Puede que estemos ante el tema que mejor ha envejecido de la historia del rap español. Vamos, es que, de hecho, no ha envejecido, y es un tema que tiene ya 20 años. “Yo soy el semen, tú el amor, yo la música de fondo, tú la habitación para dos, yo el champán, tú los condones…”

Finiquitó con “Outro” y sí, cierto, “cuanto más amor das, mejor estás” Gracias Javier Ibarra por existir, por hacer rap y por ser un genio. Queremos que sigas en el juego del rap muchísimos años más. Nunca dejas de sorprendernos.

A-Dios Kase O. Hasta la próxima.

Comparte con tus amigos

Deja un comentario

Próximos conciertos

Nov
17
Vie
21:00 Bad Gyal @ Sala Fanatic
Bad Gyal @ Sala Fanatic Editar
Nov 17 a las 21:00
Bad Gyal @ Sala Fanatic  | Sevilla | Andalucía | España
La barcelonesa lleva su propuesta a la capital hispalense
Nov
18
Sab
19:30 Lágrimas de Sangre + Glaukoma @ Sala Apolo
Lágrimas de Sangre + Glaukoma @ Sala Apolo Editar
Nov 18 a las 19:30
Lágrimas de Sangre + Glaukoma @ Sala Apolo | Barcelona | Catalunya | España
La banda catalana cierra una gira exitosa con un concierto para el que ya han colgado el cartel de “no hay entradas”.
Nov
22
Mie
20:00 Lágrimas de Sangre + Homes Llúdriga @ Sala Apolo
Lágrimas de Sangre + Homes Llúdriga @ Sala Apolo Editar
Nov 22 a las 20:00
Lágrimas de Sangre + Homes Llúdriga @ Sala Apolo | Barcelona | Catalunya | España
La banda catalana abre una nueva fecha ante el soldout de su anterior fecha en la Sala Apolo.
Nov
25
Sab
20:00 Nikone @ Sala Fanatic
Nikone @ Sala Fanatic Editar
Nov 25 a las 20:00
Nikone @ Sala Fanatic  | Sevilla | Andalucía | España
El autor de “Onirikone” lleva su nuevo álbum a la capital hispalense

Hip Hop Life Xpress

portadaHHLX9_opt

Nueva Hip Hop Life Xpress, vol. 9


Si todavía te queda verano, si dispones de ratos vacíos, en Hip Hop Life Xpress tenemos algo para todos ellos. Y es que, aunque el panorama parezca detenido, las cosas…




Newsletter

Suscríbete y recibe cada viernes o sábado en tu correo todas nuestras novedades, artículos exclusivos y mucho más.