Abey. “Arte urbano en la Isla del Encanto”

Entrevistas | | |Sin comentarios |

Comparte con tus amigos


 Abey Charrón se mueve como pez en el agua por las calles de su barrio natal, Santurce (San Juan, Puerto Rico). Criado en Puerto Rico y forjado en ciudades como Seattle, Albuquerque y San Francisco (USA), su fotografía siempre ha tenido una vocación documental y artística, un diálogo sincero, capaz de trasmitir la esencia misma de cada realidad, belleza orgánica sin colorantes ni aditivos.

Texto y fotos por Noglobal (www.noglobalnyc.com). Entrevista extraída del número 75 de la revista HHL

El salto al arte urbano, hace apenas unos años, ha hecho de este retratista una de las figuras de referencia en la isla, con intervenciones cargadas de alma que apelan a la memoria del pueblo boricua, que busca seguir construyendo identidad propia en los márgenes de un abismo histórico de dominio colonial.

Abey representa un alegato a la conciencia con marcado sabor caribe, expresión sin límites y positividad como bandera. Las calles y su “Galería Casa Jefferson” son germen de un nuevo tiempo artístico contemporáneo que ha llegado a Puerto Rico para quedarse.

ENCANTADOR DE IMÁGENES

 HIP HOP LIFE: ¿Quién es Abey Charrón?

ABEY CHARRÓN: Abey Charrón es un ser humano, un superviviente de la Isla del Encanto, que es Puerto Rico. Tercera generación de fotógrafos en la familia, mi padre fue un fotoperiodista reconocido aquí en la isla y eso marcó mi crianza. Por encima de todo soy un artista implicado en la vida comunitaria.

HHL: ¿Dónde encuentra Abey Charrón inspiración para crear?

A: Encuentro inspiración en todo, desde muy diferentes ángulos. La fotografía artística implica que tu mente está 24 horas creando y la inspiración se puede encontrar en cualquier lugar.

HHL: ¿Cómo es la comunidad artística aquí en Puerto Rico y cómo te relacionas con esa comunidad? 

A: En San Juan la actividad artística prolifera a una gran velocidad, hay muchos artistas trabajando en torno a proyectos muy interesantes y nuevas galerías que están abriendo sus puertas. San Juan vive un renacimiento artístico desde hace 10 años, especialmente cuando se refiere a street art. Se han creado festivales de arte urbano, como por ejemplo “Santurce es Ley”, que han fortalecido decisivamente la escena y la han promocionado no sólo en San Juan sino en ciudades del sur de la isla como Ponce. Esperemos que, de igual manera, este movimiento se siga extendiendo a otras zonas de la isla.

HHL: ¿Cómo empieza la escena street art en San Juan y cómo se consolida como referente urbano llegando a crear un festival internacional?

A: Tenemos que dar obligado crédito a los artistas del graffiti aquí en Puerto Rico, y en ese sentido es necesario remarcar la importancia del vínculo entre la isla y Nueva York. Puerto Rico ha representado, a través de su diáspora, gran parte de ese movimiento artístico urbano en la Gran Manzana desde sus inicios, y esa explosión artística ha tenido su correlato en la isla. Desde siempre se ha hecho muy buen graffiti aquí, el graffiti siempre ha sido tendencia en Puerto Rico y lo que entendemos hoy en día como street art no es otra cosa que una evolución de este movimiento asociada a nuevas técnicas y usos del espacio público, pero la lógica sigue siendo la misma. De igual manera, este nuevo movimiento abre la posibilidad de que otros artistas visuales se sumen e interactúen aportando desde otras disciplinas, por ejemplo, yo desde la fotografía. Para mí como artista, los museos y las galerías siempre van a ser espacios de referencia, pero la calle sigue siendo un espacio clave para seguir impactando.

QUE EL ESPECTADOR DECIDA

 

 HHL: ¿Cómo has vivido a nivel personal esa simbiosis artística que mencionas entre Puerto Rico y Nueva York? 

A: Yo personalmente no tengo descendencia directa neoyorkina, mi descendencia viene de Seattle en la costa Oeste del país, pero igualmente, al ser nacido y criado en Puerto Rico la exposición al elemento neoyorkino es innegable. Ese vínculo siempre ha estado presente en diferentes ámbitos de mi vida cotidiana. Un claro ejemplo de esta relación histórica entre 2 aguas es una de mis últimas intervenciones artísticas, “De todo como en botica” en La Marqueta de East Harlem (NYC), una obra visual de 50 instantáneas plasmadas en planchas de zinc que presenta imágenes cotidianas de mercados fruteros aquí en Puerto Rico. La pretensión no era otra que acercar esos momentos de realidad local a una diáspora que sigue reconociendo y dando la bienvenida con orgullo a sus señas de identidad.

HHL: ¿Cuál fue el punto de partida de tu carrera artística y cuál ha sido la evolución hasta hoy?

A: Empecé a trabajar como fotógrafo comercial hace aproximadamente 20 años, fundamentalmente en fotografía publicitaria. Más adelante el formato digital me dio la posibilidad de combinar la fotografía comercial con mi sensibilidad más artística, esa fue mi clave para subsistir en el mercado sin renunciar a mi forma de ser. En 2011 es cuando empiezo a fusionar fotografía y arte urbano en un todo que definirá gran parte de mi producción artística en estos últimos años. Todo empezó en la zona de Tras Talleres en el barrio de Santurce (San Juan), antigua zona industrial donde se ubicaban los talleres de mecánica del antiguo ferrocarril. Llevé a cabo una intervención bajo el nombre “Tras Rejas” que constaba de 50 fotografías de gran tamaño en blanco y negro que se pegaron en las calles del barrio. El objetivo era retratar a los protagonistas del barrio cuando se cumplían 100 años de la fundación del mismo, es un área de marcada clase obrera, en buena medida olvidada, marginada. Mi intervención buscaba, de alguna manera, rendir homenaje a sus protagonistas, generar un espejo para la comunidad, empoderar sus historias de vida y su presencia a través de la fotografía, rescatarles del olvido. Esa fue mi primera intervención en el terreno del arte urbano que daría paso a toda una nueva proyección artística metropolitana.

HHL: Tu obra tiene un marcado componente orgánico a partir del cual se percibe una belleza natural y desnuda de la isla. ¿Qué buscas transmitir con esto?

A: El recurso de esos elementos orgánicos pretende llegar a un público muy amplio, una forma de comunicación con un público que no necesariamente tenga que tener una educación artística. Desde siempre he querido crear conceptos en mi obra que sean sencillos de leer, que lo pueda entender cualquier persona, independientemente de su status educativo.

Mis obras evocan elementos e imaginarios de la isla y me gusta dejar a libre interpretación del espectador esos significados. Para mi es sumamente importante crear ese tipo de diálogo donde la gente sea parte activa del proceso, donde la gente pueda ser crítica y consciente al mismo tiempo.

HHL: ¿Crees que el arte se ha convertido en un circuito elitista al alcance exclusivo de gente privilegiada?

A: El arte siempre ha sido elitista y nosotros, los artistas urbanos, estamos redefiniendo las reglas de ese juego. Nosotros creemos en un arte para la gente, arte que pueda llegar a todo el mundo.

ARTE DE LA NECESIDAD

 

 HHL: ¿Piensas que gran parte del arte que se crea aquí en Puerto Rico se hace a partir de una lógica de supervivencia? 

A: En buena parte sí, la gente es capaz de hacer de la necesidad virtud y crear obras de una naturaleza única. Por ejemplo, gran parte de mi producción artística se lleva a cabo con materiales reciclados. Cuando trabajo con objetos antiguos que han estado expuestos a las inclemencias medioambientales y combinan su naturaleza inicial con oxido, ese look tiene una personalidad propia, una seña de identidad única.

HHL: ¿Cómo está acogiendo la gente de los barrios el renacer de ese movimiento street art en la isla? 

A: La gente de los barrios está super receptiva al movimiento, están contemplando el impacto positivo de nuestra producción artística. Queremos que la gente corriente pueda aprovechar nuestro movimiento para hacerlo suyo y crear una herramienta de transformación social al servicio del pueblo.

HHL: Algunas de tus obras han sido muy controvertidas. Por ejemplo, “PR Killers” pretendía subvertir la superficialidad del lenguaje publicitario turístico para evidenciar una realidad de violencia estructural en el país. Cuéntanos cuál fue tu experiencia.

A: Hablamos de una pieza que se llama “Gladys con Amor” que tuvo lugar en el municipio de Río Piedras, aquí en San Juan. En esta intervención combinaba elementos estéticos propios de una publicidad turística: una chica en bañador con la bandera de Puerto Rico, pero al mismo tiempo encapuchada, empuñando un arma. Los sectores más conservadores crearon una gran polémica hablando de apología de la violencia, cuando en realidad lo único que se buscaba era una imagen de impacto que fuera capaz de evidenciar los problemas más sangrantes que vive este país. En Puerto Rico sigue existiendo un nivel de violencia brutal asociado a una economía subterránea increíble, una gran industria underground que gira en torno a la venta de droga y diferentes estilos de vida que tienen que ver con la supervivencia de la gente más castigada y pobre del país.

HHL: ¿Cuál es la situación política y social ahora mismo en Puerto Rico?

 A: El país vive una situación bastante dura por la aplicación de una Junta de Control Fiscal, que es básicamente una superestructura con poder absoluto sobre la Constitución y plenos poderes para hacer y deshacer para reestructurar la deuda pública. Hay mucha tensión y desconfianza porque se está forzando el pago de una deuda contraída durante muchos años sin tener la posibilidad de una auditoría publica que verifique qué parte de esa deuda es legítima y qué parte no lo es. Eso afecta directamente a nuestros servicios públicos y más concretamente en estos días a la Universidad Pública de Puerto Rico, uno de los iconos educativos y culturales más importantes de la isla, que tiene que recortar su presupuesto en más de la mitad, con el impacto y precarización que eso implica. En ese sentido, son los estudiantes y profesores los que están encabezando un movimiento de respuesta a lo que se considera una agresión al conjunto del país.

 STREET FIGHT ART

 

 HHL: Parece que en Puerto Rico el arte y la lucha fueran elementos indisociables. ¿Cómo se vive esa relación?

A: Aquí en Puerto Rico el arte siempre ha estado vinculado a la política, nunca se nos ha dado el espacio de poder ser libres, soberanos e independientes. Primero nos dominó España y después Estados Unidos y nosotros queremos ser dueños de nuestro propio camino de futuro. Así que ese sentimiento anti colonial siempre se ha canalizado a través del arte. Es algo que va a estar siempre presente.

HHL: ¿Cómo definirías una “cultura caribe”?

A: Puerto Rico tiene una esencia un tanto caótica, flexible, irregular, otro tiempo de vida, island time. Hay mucha belleza en esa falta de rigidez, en esa gestión más dilatada del tiempo.

HHL: La industria mainstream lleva ya años explotando la potencialidad y frescura del street art. ¿Cómo se ajusta el tono en un diálogo con ese mercado?

A: Hace poco discutía con un sociólogo este fenómeno, esta tensión permanente entre arte y mercado. Se están dando procesos de especulación inmobiliaria asociados a la presencia de street art y eso es peligroso. Considero que es necesario encontrar un punto de equilibrio que sea justo y beneficioso para el artista y el mercado, donde no exista un abuso de una parte hacia la otra. Un ejemplo claro de relaciones éticas entre ambas partes podría ser mi pieza en la calle Loíza, aquí en San Juan donde un empresario hotelero se involucró directamente en el desarrollo de la obra, que contribuye decisivamente a revitalizar los espacios urbanos y cambiar los estados de ánimo.

HHL: Háblanos del festival internacional “Santurce es Ley”. ¿Por qué surge? ¿Cuál ha sido su desarrollo? 

A: “Santurce es Ley” surge de la idea original del curador puertorriqueño Alexis Busquets en 2010. Es una zona de clase obrera estratégicamente situada en la ciudad, está adquiriendo una nueva dimensión después del festival internacional, donde han participado infinidad de artistas locales, así como figuras muy relevantes del movimiento a nivel internacional como Martha Cooper, por ejemplo. Un dato muy importante a tener en cuenta es que Santurce es un asentamiento urbano establecido por afro descendientes que se liberaron de la esclavitud. Santurce es históricamente un espacio de resistencia y, como indicaba antes, el arte y la lucha caminan de la mano en Puerto Rico.

Comparte con tus amigos

Deja un comentario

Próximos conciertos

Nov
17
Vie
21:00 Bad Gyal @ Sala Fanatic
Bad Gyal @ Sala Fanatic Editar
Nov 17 a las 21:00
Bad Gyal @ Sala Fanatic  | Sevilla | Andalucía | España
La barcelonesa lleva su propuesta a la capital hispalense
Nov
18
Sab
19:30 Lágrimas de Sangre + Glaukoma @ Sala Apolo
Lágrimas de Sangre + Glaukoma @ Sala Apolo Editar
Nov 18 a las 19:30
Lágrimas de Sangre + Glaukoma @ Sala Apolo | Barcelona | Catalunya | España
La banda catalana cierra una gira exitosa con un concierto para el que ya han colgado el cartel de “no hay entradas”.
Nov
22
Mie
20:00 Lágrimas de Sangre + Homes Llúdriga @ Sala Apolo
Lágrimas de Sangre + Homes Llúdriga @ Sala Apolo Editar
Nov 22 a las 20:00
Lágrimas de Sangre + Homes Llúdriga @ Sala Apolo | Barcelona | Catalunya | España
La banda catalana abre una nueva fecha ante el soldout de su anterior fecha en la Sala Apolo.
Nov
25
Sab
20:00 Nikone @ Sala Fanatic
Nikone @ Sala Fanatic Editar
Nov 25 a las 20:00
Nikone @ Sala Fanatic  | Sevilla | Andalucía | España
El autor de “Onirikone” lleva su nuevo álbum a la capital hispalense

Hip Hop Life Xpress

portadaHHLX9_opt

Nueva Hip Hop Life Xpress, vol. 9


Si todavía te queda verano, si dispones de ratos vacíos, en Hip Hop Life Xpress tenemos algo para todos ellos. Y es que, aunque el panorama parezca detenido, las cosas…




Newsletter

Suscríbete y recibe cada viernes o sábado en tu correo todas nuestras novedades, artículos exclusivos y mucho más.