Dos décadas de Snipes [Crónica]

Comparte con tus amigos

Nos gusta ver cómo cambia el entorno. Llamadnos raros, pero todavía somos de celebrar los logros de propios y también de extraños, sobre todo si esos extraños también son propios por surgir de la propia cultura hip hop y haber estado desde el día cero trabajando, cuando asociar palabras como rentabilidad y rap era un mito y adjetivos como loco o iluso pesaban más en la balanza de la burla que del halago.

Por eso la gente de Snipes pretenecen a ese tipo de negocio que, una vez conoces su historia, hace que te alegres por su éxito y de que actualmente sean una de las marcas urbanas de mayor proyección en el continente europeo.

Por Dobleache. Fotos cortesía de Snipes

DIA 1. TOMA DE POSICIONES

Una alegría se multiplica por 10 si resulta que por su 20º aniversario, Snipes nos invita a celebrarlo con ellos ni más ni menos que a Colonia (Alemania) actual sede de la marca el pasado 1o de abril. Una ocasión para apartarse del a veces monótono trabajo de oficina por un rato (que falta nos hacía), hacer algo de turismo (saraut a la catedral de Colonia) y, cómo no empaparse del pasado, presente y futuro de Snipes.

Dos días y pico dan para suficiente en Colonia, siempre que tu hotel esté cerca de zonas turísticas, pero con la hoja de ruta prevista por Snipes tampoco había que preocuparse por aburrirse. Digamos que teníamos la mañana libre para turistear y la tarde para lo que aconteciese: la del primer día nos sirvió para tomar contacto con los relaciones públicas de la marca (saraut to Peter Lebrun y Mete Miguel Marquardt), congeniar con los compañeros de otros medios (saraut 25 Gramos)  y darse cuenta de que la expresión “antes muerta que sencilla” iba a estar muy presente en esos días. Y es que no podemos pasar por alto el estilo que gastaban muchos de los colegas de gremio allí  convocados: modelos, youtubers…Si  nos dedicásemos a la moda con la misma energía que le ponemos a la música, habríamos traído contenidos para varias semanas. Y eso sólo el primer día.

La cena increíble. Perdimos la cuenta de los platos que nos pasearon y sobre todo de su descripción (nota mental: tenemos que aplicarnos más con el inglés), así como la interminable lista de cócteles con o sin alcohol cortesía de Bayleaf. La verdad, no podíamos empezar mejor la experiencia, ni irnos con el estómago mejor amueblado al hotel.

DIA 2. FUNDIENDO LA TARJETA

Visto cómo se había quedado el día 1, el día 2 y principal prometía. Y efectivamente la gente de Snipes estuvo a la altura. Primeramente, una visita a una de sus tiendas en Colonia, donde, además de comportarnos como niños en el escaparate de una pastelería viendo la colaboración de Vans con A Tribe Called Quest, las últimas Jordan y algunas prendas de la última coleccion de Snipes, nos dejamos algunos euros en esas golosinas que allí vendían y que previamente nos habían subvencionado con una tarjeta de descuento muy seria. Como diríamos en las redes sociales #asisí.

Como anticipábamos, la tarde pintaba bien y no nos defraudó. Recogida en el hotel y desplazamiento a las antiguas oficinas de Snipes que ha tenido que buscar más espacio en otro área de Colonia, algo que habla muy bien de la actualidad de la empresa.

 Después de casi 1 hora de turismo desde el autobus (saraut tu río Danubio), llegamos al moderno edicificio y tras esperar a otra tropa de influencers, webs, bloggers, entendidos y dar muy buena cuenta de las mini hamburguesas, los wraps y demás vianda, nos adentramos en la sala donde va a tener lugar el acto estrella, en la que un DJ no hacía más que soltar bangers ¿de los 90?. No dejaba de ser curioso que, con la proyección de Snipes y actualidad musical reinante escuchásemos más de Naughty By Nature, R. Kelly, Eric B & Rakim que de Xxxtentacion, Cardi B o Bruno Mars, por poner unos ejemplos. Curioso cuando menos.

EL JEFE AL HABLA

No tardó en ser presentado Sven Voth, CEO y fundador de Snipes, que nos contó la historia de la marca. La historia de unos chavales que querían tener su compañía de ropa, que tenían un sueño como tantos otros que lo han conseguido y otros que se quedaron en el camino. Una trama cuyo momento determinante pasa por la amistad de Voth con Karl Kani (dueño de aquella marca urbana puntera en los 90 y que todavía hoy pervive en este galaxia de urban brands), por las horas de interminables conversaciones entre el alemán y el afroamerciano y que empujaron al segundo a tirarse al río.

Vimos cómo eran los primeros logos, cómo de los tags de graffiti fue evolucionando hasta las líneas estilizadas que conocemos hoy. Supimos de las primeras acciones de marketing, en las que cobraron especial relevancia reclutar a los artistas yankis que giraban por Alemania y a los que les montaban una firma de discos / meet & greet en sus primeras tiendas. Especial mención para la visita del mismísimo Michael Jordan y a sus preparativos que incluían la supervision de la visita por la CIA dada la carga simbólica que, por entonces, ya era para los USA la imagen del legendario jugador de baloncesto. Movimientos como ese dieron a entender al resto que, definitivamente, Snipes había venido a quedarse.

Viendo la repercusión que esas acciones, Voth y cía continuaron en esa línea y las llevaron a niveles superiores con la publicación de una revista que podéis encontrar en cualquiera de sus más de 160 tiendas en Europa (en España cuentan con locales en Murcia, Madrid, Barcelona, Bilbao, Gerona, Valencia y Zaragoza) las que la atualidad de la musica rap, trap y similares dominaba la línea editorial. Solo así se explican portadas exclusivas con Snoop Dogg, Asap Rocky, pasando por Chris Brown, Whiz Kalifah, French Montana, Nicky Minaj o Wu Tang Clan entre otros.

 MITAD MARCA, MITAD CADENA

Se podría pensar que Snipes ha dejado de ser una simple marca de ropa para convertirse en una cadena de tiendas de ropa urbana (que no deportiva) y con razón. Pero en su carácter, su ADN y permanente contacto con el público que han sabido trasladar a cada uno de sus establecimientos todavía pervive ese sueño que Sven Voth, Ismail Boulaghmal (jefe de marketing) o Mark Petereit (responsible de compras) se encargaron de transmitirnos esa tarde de abril. Se muestran grandes porque lo son, pero escuchándoles hablar todavía puedes adivinar la esencia de ese primer logo graffitero.

Las cosas pintan bien de cara al futuro en Colonia. Además de las tiendas, la revista, el patrocino de festivales de música (sus lonas publicitarias son habituales en Splash, Hype Festival, Juste Debout, por citar unos pocos), pudimos ver de primera mano las primeras colaboraciones de Snipes con marcas de zapas, algunas de las cuales no trascendieron en imágenes porque siguen siendo secretas, pero ahí tenéis colabos con Fila, Asics, Adidas, Puma que pronto tendrán en sus tiendas.

Tras la charla y un descanso para rondar hamburguesas, cervezas y refrescos de cereza, un pase de modelos con novedades para los próximos meses puso el broche a unos días en los que está claro que tenemos Snipes para rato. ¿A por el 30º aniversario, Mr. Voth?

Comparte con tus amigos

Deja un comentario

Hip Hop Life Xpress

portadaHHLX9_opt

Nueva Hip Hop Life Xpress, vol. 9


Si todavía te queda verano, si dispones de ratos vacíos, en Hip Hop Life Xpress tenemos algo para todos ellos. Y es que, aunque el panorama parezca detenido, las cosas…




Newsletter

Suscríbete y recibe cada viernes o sábado en tu correo todas nuestras novedades, artículos exclusivos y mucho más.