Jauría de Rimas. “25 años de jarkor y subiendo”

Entrevistas | | |Sin comentarios |

Jauría De Rimas son como el servicio de inteligencia que combate contra falsos MC’s. Directamente desde Barcelona, Demo, Ose y Kapi arrasan apartando las zarzas de los lados del camino, sin censura. Son pura dinamita no apta para los oídos de necios bastardos que piensan que el hip hop simplemente fue algo del pasado.

 Hoy, sobreviven como soldados de fortuna y nos presentan su nuevo trabajo “Classic Jarkor Never Dies”, que todavía puedes conseguir en formato físico en su crowdfunding de Verkami. Aquí está la por siempre genuina, Jauría De Rimas

Texto por MC Alberto. Fotos por Joseph Merrick.

RESISTIENDO

HIP HOP LIFE: Muchos veteranos en la escena sabemos de vuestra trayectoria, pero ¿cómo os presentaríais a la gente que aún no conoce hoy en día lo que fue, es, y será por siempre, Jauría De Rimas?

 DEMO: Jauría de Rimas es Kapi, Ose y Demo, tres activistas del hip hop que disfrutan cada día de lo que hacen y se buscan la vida con ello desde hace algunas décadas. Por lo que fue siempre y estará ahí con nuestro legado, y que ahora presenta un nuevo trabajo en una nueva era.

HHL: Lleváis desde 1995 con Jauría de Rimas, aunque desde el año 2001 dejó de ser un proyecto activo. Para conmemorar el 25 aniversario de la salida de vuestro primer trabajo “El hip hop… es” habéis publicado un nuevo álbum juntos que lleva por nombre “Classic Jarkor Never Dies”, que ya está disponible en formato digital, y además estáis ahora en plena campaña de crowdfunding en Verkami para dar la posibilidad de fabricarlo en formato físico junto con algunas sorpresas…

 KAPI: Estuvimos trabajando juntos durante la década de los 90. Fue una época en la que la escena de rap en España estaba consolidándose y además nuestras propias trayectorias como individuos tomaban caminos desconocidos, ya que eso era dedicar la vida al hip hop en aquellos años, algo nuevo y desconocido. En el 2001 consideramos el proyecto conjunto terminado, con ganas de seguir cada uno por su lado. Pero cuando creces con algo así, siempre tienes la sensación de que tus compañeros de experiencias son familia. La familia siempre está por ahí rondando, ya sabes.

Hace unos 5 años si no recuerdo mal, se me ocurrió hacer un proyecto mío como productor en el que colaborasen los MC’s con los que he trabajado y pensé que con Demo y Ose, hacer un tema juntos otra vez sería una idea interesante. Quizás ese fue el germen de varias ideas que surgieron a continuación mientras retomábamos conversaciones, re-editar la maqueta, hacer revisiones de temas antiguos, hacer un concierto juntos… y bueno eso nos ha llevado hasta el momento actual. Hemos hecho un disco nuevo para conmemorar el primer trabajo que sacamos hace 25 años.

Al final todo el asunto nos llevó a componer canciones nuevas además de revisar clásicos. Hicimos un par de conciertos otra vez y esto despertó a un pequeño grupo de seguidores que nos ha estado apoyando y nos ha motivado a dar ciertos pasos. La campaña de micro-mecenazgo en Verkami ha sido el último paso. Aparte de nuestro obvio interés por promocionar nuestra música, los “supporters” de Jauría De Rimas querían formatos físicos y ahí nos lanzamos.

¿Quieres contribuir al crowdfunding de «Classic Jarkor…»? Hazlo desde aquí

MISMO COLLAR

HHL: Hasta la fecha habéis publicado referencias con diferentes nombres, “La Jauría De Rimas”, “Jauría y “La Trama”. Los tres miembros del grupo habéis seguido activos por separado cultivando vuestras trayectorias musicales con diferentes proyectos. ¿Qué ha significado para vosotros este nuevo álbum?

 D: Ante todo un reencuentro, ya que hemos estado mucho tiempo dedicado únicamente a nuestras carreras en solitario, donde cada uno nos hemos curtido buscando nuestra propia evolución, y con esta reunión aplicamos todo lo aprendido en un nuevo trabajo conjunto. El reto, y ahí radica la diferencia, ha sido imaginar cómo sonaría Jauría de Rimas 20 años después de nuestro último LP, respetando el sonido de siempre y adaptándolo a una evolución acorde con el rap actual.

HHL: ¿Dónde lo habéis grabado? ¿Quién se ha encargado de las instrumentales y cómo ha evolucionado aquel “casi estudio” que tenía Kapi en casa en los primeros 90?

 K: Como ya pasó en el trabajo anterior con La Trama (1999) tomé la dirección en la producción del proyecto. Aunque esta vez me encargué de la grabación y la mezcla, ya que en la otra ocasión estuvimos trabajando con Xavi Pérez en Estudios Del Palo. El estudio en el que hemos trabajado es el mío personal, el que tengo en casa. Es equipamiento profesional que he ido configurando desde mis primeras máquinas a finales de los 80. Ahora no se llama Casa-Kapi o Casi-Estudio, ahora es Jazzrom, y aquí he grabado y mezclado varios álbumes, canciones y diferentes trabajos de múltiples artistas en los últimos años.

La evolución va ligada a la modernización de equipamientos cada vez más asequibles y pequeños, lo que permite trabajar profesionalmente en una casa particular sin demasiadas reformas ni grandísimas inversiones, sumado a la experiencia y formación constante a la que me someto cada vez que tengo oportunidad y mientras me dure la fascinación por la tecnología y la música. Sobre las instrumentales, aunque el trabajo de composición corre a mi cargo, Demo, que tomó la dirección artística de este álbum, ha aportado varias ideas que han sido la base de algunas instrumentales, sobre todo las revisiones.

Por supuesto, en la etapa final del desarrollo de una base, intervenimos los 3 para acabar de darle el toque Jauría. También, mencionar que hemos tenido una colaboración en la música, por la que estamos muy agradecidos, de M. Padrums. y que hemos honrado poniéndola en el track número 1 del disco.

LA HORA DEL JARKOR

HHL: ¿Qué mensaje queréis transmitir a la gente con “Classic jarkor never dies”?

 K: El mensaje está explicado en las propias canciones, en como suenan y en lo que dicen muchas de las letras. Como siempre en el rap, el mensaje está ahí y es particular de cada MC o grupo. El nuestro viene siguiendo una coherencia con lo que éramos hace 25 años, pero obviamente no podemos quedarnos estancados en otra época con doctrinas o visiones que tenían su explicación en otros tiempos, sería aburrido y “contra-evolutivo”.

En los últimos años, cuando los nuevos estilos de rap han conseguido salir adelante y establecerse en el mercado de la música general, hemos sentido que los estilos más clásicos también se han hecho un hueco. Nos ha parecido un buen motivador el hecho de descubrir que hay MC’s y productores españoles que apenas estaban naciendo en la época del “boom bap” pero que ahora a sus 20’s, se manejan en ese estilo con excelencia.

Es la magia y la grandeza del hip hop, una cultura que permite que algo que tiene 25 años, tenga su espacio ahora y siga evolucionando a manos no solo de los creadores, también de los jóvenes. Ese es quizás uno de los significados del título de nuestro disco. Los originales siguen ahí, los herederos están ahí…

HHL: ¿Que sería exactamente el “jarkor rap”?

 OSE: Para mí el jarkor rap es el estilo. Es una de nuestras escuelas. Es hacerlo de una forma seria y consciente con todo el respeto que el rap se merece, y coherente con la vida que llevamos cada uno de los tres juntos o por separado. Es la no necesidad de florituras para lanzar un mensaje. Un rap directo independientemente de que a veces pueda parecer oscuro o no…

No tiene nada que ver con el tono de voz o el beat, tiene que ver con un posicionamiento claro y directo del MC y del productor, con cierta sensibilidad e implicación social hacia el mundo en el que vivimos.

HHL: ¿Tiene el hip hop un código de honor?

 D: Bueno, supongo que esto siempre se ha basado en que se respete una cultura, en todos sus elementos y con toda su evolución hasta día de hoy. Y así igualmente con cada uno de nosotros, un código de honor personal con el que se intenta respetar lo que ya se ha conseguido, además de por nuestra propia satisfacción, por contribuir a que se mantenga en pie por los siglos de los siglos.

HHL: Lleváis la 2H grabada a fuego en el pecho, pero tal y como cantáis en “Los juegos del hambre”, algunos presumen de llevar ese cromosoma en la sangre y van de listos presentándose como pata negra cuando son simples clones, puro postureo y nada de autenticidad. ¿Por qué estos “raperos de pacotilla” con un par de obstáculos cambian de tercio enseguida?

 O: En estos tiempos todo es fácil y quizá por esa misma facilidad para descargar beats, grabarte, hacer vídeos, promocionarte en redes… La pasión por lo que haces no es algo que se tenga que dar por hecho, a veces ni siquiera se tiene en cuenta. no es algo mejor o peor de lo que fue hace 20 o 30 años, pero marca una diferencia fundamental en el sentido de que antes tenía que apasionarte mucho el hip hop para seguir insistiendo en hacer tus cosas y mostrarlas, porque la dificultad para hacerlo era bastante más elevada que en los tiempos que corren.

Siempre se etiquetó al rap o al hip hop como una “movida” o como un movimiento, y por lo tanto se le ninguneaba de algún modo, tanto por la prensa especializada como la generalista, la sociedad, etc. Se le estigmatizaba o se le despreciaba, eso añadía dificultad, tenías que tener mucho amor propio y por lo que hacías, para continuar adelante, aunque te señalasen, te ridiculizasen…

Hoy en día es bastante diferente en ese sentido, está mucho más aceptado e incluso bien posicionado en algunos ámbitos. Aquellos que cambian de tercio, como dices, ante un par de obstáculos, quizá no han entendido, son más débiles, o no se han apasionado lo suficiente por esta cultura.

MÁXIMO RESPETO

HHL: Tal y como percibimos en “Cómo, cuándo, dónde”, ¿porque creéis que hoy día a nivel general que existe más facilidad de comunicación a un solo click, hay más información, medios, etc… hay una mayor ignorancia y desinterés, cuando en aquel entonces, de finales de los ochenta y primeros noventa sin apenas medios, estábamos más informados y se era más consciente de lo que es la cultura hip hop?

 D: La escena y sus formas han cambiado mucho desde sus inicios, pero es algo lógico con la evolución informática que ha habido desde entonces. Ahora es más fácil, todo está hecho, sobran referentes y tienes toda la información que quieras en un segundo. Antes de todo esto, al vivir en una búsqueda constante sin tener casi recursos, quizá nos forjamos de una manera algo más autodidacta e imponiendo estilos que antes casi ni existían, una formación distinta a quienes se inician hoy en día, avanzábamos en modo dificultad máxima.

HHL: Escuchando “El hip hop es y será”, me cuestiono que sentirán tres gigantes supervivientes como vosotros ante los que han ido abandonando el arca del hip hop cuando ven que no sacan beneficio, esos a los que parece que solo les interesa el fenómeno fan…

 D: Quizá, y hablo en primera persona, me da ya un poco igual que abandonen el barco tantos al darse cuenta que esta no es su vida o por no haber conseguido sus expectativas, mientras no dejen mierda por el camino. Me preocupa algo más la gente que solo sigue en esto porque les va bien, trabajando únicamente su marca en un mundo virtual y utilizando el hip hop en su propio beneficio.

HHL: “Frente a frente” y “Perdidos” son toda una declaración de intenciones ante raperos con pretensiones innovadoras, que van de referentes y devienen vacíos, navegando a la deriva, pero lo peor es que arrastran a todo aquel que le sigue en su cruzada intentando recoger los frutos de lo que sembrado antes, y muchos ignoran o no muestran tan siquiera respeto por las raíces…

 K: Como en todos los mensajes complejos, las cosas no son tan blanco y negro, obviamente. A nuestra manera y con nuestro estilo vacilón de siempre, un poco lo que se quiere transmitir con estos conceptos se queda en una denuncia por el poco interés que a veces se muestra en las raíces. Es legítimo ser fresco, evolucionar y desprenderse del pasado, no solo es lícito, es fundamental para la supervivencia. Pero ante la fragilidad de las cosas de consumo rápido, pensamos que aquello que tiene una raíz sólida, perdura y atraviesa tormentas sin problemas.

Cuando artistas que se autoproclaman abanderados de la cultura hip hop, no muestran una consciencia real de lo que eso significa, quizás contribuyen a la desinformación, no estimulan las ganas de saber de dónde vienen las cosas y entender por qué existen, y si esos artistas se convierten en influyentes, la confusión puede ser mayor para los que les siguen o aprenden de ellos.

A veces, cuando vemos esos casos tenemos la necesidad de explicarlo, de recordar que hubo una época en la que no podíamos acceder a la historia y al conocimiento y andábamos un poco perdidos, y no era por elección, si no por fuerza mayor. Pero en ningún caso queremos adoctrinar.

HHL: La espectacular canción “Hiphopcresía” con el Hermano L está llena de bofetones líricos para los que hablan de más, quienes critican por criticar, buscan desunión en pro de su ego… ¿Por qué pensáis que hay tanto puñalero y envidioso envenenando el hip hop, cuando se van a dar por aludidos de que esa actitud ya por ende no es de ser hip hop?

 K: El hip hop admite miembros de todos los orígenes, culturas, credos, etc. Es comprensible que haya personas que pasan por fases personales concretas como ego, violencia, odio… Cada persona es un universo y al final todos tienen espacio en esta cultura. Pero la idea es que ese espacio es limitado, y en ciertas condiciones no constructivas, es un espacio caduco.

La canción explica cómo vemos nosotros que se ha construido la cultura hip hop, refiriéndome a intenciones y actitudes personales hacia otros compañeros, y como otras visiones sean quizás disruptivas. Tampoco es la verdad, solo expresamos en pro de mantenernos unidos, respetarnos, no pisarnos y esas cosas.

CONTRA LA MANIPULACIÓN

HHL: A modo de pregunta alegórica, o real, según se mire, “Quién decide” y quienes manejan o han manipulado información y desgraciadamente mueven hilos en el hip hop…

 D: Bueno, ese tema en realidad planteó una pregunta en su momento que puede aplicarse en cualquier otra época. A nosotros se nos impuso por boca de algunos que buscaban una expansión distinta, el estigma como defensores de una causa estricta. Así que, si unos no podían seguir unas normas de conducta, ¿por qué otros caminos podían dictar unas nuevas reglas del juego? Es el planteamiento que la razón quizá puede ser de todos y ninguno a la vez.

HHL: No estamos en 1995 y hoy ha cambiado el marco, o no… ¿Qué opináis de la prensa musical actual y su evolución con respecto al hip hop, a la de los 90, donde enfocabais con vuestro punto de mira en las rimas sobre todo a emisoras como Los 40 Principales? ¿Sigue habiendo perversión mediática?

K: Los medios han cambiado su ADN como es de esperar tras 25 años. Muchos profesionales de los medios conocen bien el hip hop y no tiene sentido cargar contra ellos. Esa lucha terminó. Ahora volvemos a la raíz de todo, el capital, la explotación y el no respeto por el propio arte de hacer música. Quizás si hay manipulación actualmente, se hará de otra manera, influyendo en las listas de las grandes plataformas digitales y todo eso. Al final, las multinacionales de la música estarán detrás del meollo como siempre. Pero en realidad todo eso ya da igual porque hoy puedes hacer carrera sin salir en la radio o en la tv, y lo que es mejor, sin estar bajo el paraguas de una multinacional de la música si no cuadra con tu filosofía.

HHL: Encabezábais por méritos propios el sonido jarkor a mediados de los 90, creasteis temazos clásicos como “Jauría de rimas”, “Hostil”, “Mi destreza al escenario” o la bestial “Sonando a cuatro voces” que coreábamos todos en los conciertos donde os podíamos ver en combo junto a Boo-Dooh, Caso Abierto, Leur… o representando a la 2P69. ¿Cómo veis ahora con el tiempo la aportación de Jauría al hip hop, y que legado pensáis que dejasteis en el público que os seguía?

 K: Eso es complicado de valorar. Sobre todo, porque se dio la circunstancia de que no hubo continuidad, de que el grupo ha estado fuera del juego 20 años. Por ejemplo, reconocemos que hemos podido influir y orientar a otros artistas que han sido fundamentales en el rap español de los últimos años, pero si hay un legado palpable quizás lo empecemos a reconocer ahora tras este trabajo.

BY ANY MEANS NECESSARY

HHL: ¿Cuáles son vuestros referentes musicales y quienes os han marcado?

 D: Mis referentes musicales son aquellos con los que empecé a escuchar rap, gente como Public Enemy, BDP, Rakim, EPMD, Mobb Deep, NWA…

O: Coincido con Demo en que los que me marcaron especialmente fueron BDP, Rakim, Gangstar, Nas… En definitiva, algunos de los maestros de la East Coast de finales de los 80 y principios de los 90, aunque entre los referentes añadiría muchos más grupos y MC´s de todas las épocas.

K: En estos tiempos me es imposible definirlos en unas pocas frases, son muchos y descubro nuevos a medida que aprendo cosas. Pero vamos, sin duda, aquello que me descubrió este mundo del rap siguen siéndolos. Los artistas de electro de principio de los 80, el rap de Public Enemy y Run-DMC, la oleada del West Coast encabezada por Dr. Dre y sin duda todo lo que ocurrió a principios de los 90 en plena “Golden Age” hasta la aparición de Wu-Tang. Pero también tendría que hablar del funk y de lo mucho que me aportó descubrirlo a través de los samples de las canciones de rap.

HHL: Aunque nací en Castellón, en la década de los 80 me crie y viví en Barcelona, fue ahí donde conocí el hip hop y recuerdo como se respiraba por Cardedeu, Sabadell, Caldes de Montbui, L’Hospitalet, Terrassa, Granollers… y sobretodo en la propia Ciudad Condal, por el barrio de Gracia, los graffitis en los alrededores del Parque Güell, breakers en Plaza Cataluña, la estación de metro de Universidades, la estación de tren de Sants… ¿Cómo recordáis vosotros esa época previa a Jauría de Underrap, Voz En Off, RS232, Cat Hop Trax…?

D: Aunque los tres hayamos tenido diferentes inicios en años distintos, todos vivimos su crecimiento inicial e impacto en la escena. Algo que se estaba formando y nosotros con ello, compartiendo unas mismas inquietudes y ganas de mostrar toda nuestra creatividad al mundo. Todo era nuevo y virgen, sin que la industria se percatase todavía de ello. Gracias a eso se pudo crear, distribuir y manejar una cultura sin manipulación externa, todo eso más las ganas de participar de toda la gente y sin tener aún demasiados objetivos con ánimo de lucro, potenció su rápida y vital expansión.

HHL: ¿Qué importancia tuvieron por ejemplo en los primeros años de la década de los 90, asociaciones como Zaragoza Zulú, o tiendas como Game Over o Bunker Store en Barcelona? ¿Hubiera sido el hip hop lo mismo a nivel estatal si no hubieran existido?

 K: Sin duda las cosas hubieran ido por otro camino, pero creo firmemente que hubieran surgido igual. Ninguno de los que estábamos participando en esas movidas éramos tan indispensables. Lo que quiero decir es que, si yo no hubiese montado la tienda en 1993, la hubiera montado “fulanito” en 1994. Todos queríamos avanzar en bloque y unos pocos nos adelantamos para allanar el terreno, pero este se allanaría igualmente.

MÁS ALLÁ DEL VIRUS…

HHL: Vosotros poseíais, y todavía hoy en día, el espíritu reivindicativo y revolucionario del hip hop. Vuestras canciones proclaman el poder del pueblo contra políticos corruptos. Siempre promulgáis la lucha social en un mundo donde parece que se consigue más en los despachos que con esfuerzo en el día a día. ¿Cómo estáis viviendo esta pesadilla de situación tan terrible del coronavirus? ¿Qué pensáis de todo esto y como veis el panorama venidero?

O: Sinceramente, y aunque lamento profundamente todo el dolor individual y colectivo que están viviendo cientos de miles de personas en el mundo a causa de la enfermedad o la muerte, también creo que es una buena oportunidad global para cambiar el rumbo de nosotros mismos y del planeta. La oportunidad para cambiar o variar el paradigma y enfocarnos en otra dirección. El planeta necesitaba respirar de nosotros y lo está haciendo.

Un tercio de la población mundial está pensando las mismas cosas a la vez por primera vez en la historia, y tengo la esperanza de que eso nos conduzca a un lugar mejor en el que hayamos aprendido de algunos de nuestros errores o al menos reflexionado acerca de la forma en la que estamos viviendo y relacionándonos. Soy positivo y creo que todo esto es una oportunidad, y como tal, tengo la intención de aprovecharla ahora y después. Insisto en que lamento profundamente el dolor de los demás.

HHL: ¿Próximos proyectos? Por cierto, ¿habrá conciertos previstos para un futuro cuando pase el confinamiento actual?

 D: La idea ha sido siempre conmemorar los 25 años del grupo con un nuevo álbum y poder mostrarlo en un número muy limitado de escenarios, cerrándose con un último concierto en Barcelona a modo de Jam, contando con muchos de los invitados que han participado en anteriores trabajos o han coincidido en nuestra trayectoria.

Tras la salida del álbum, el mundo cambió para todos nosotros y nuestros hábitos y costumbres también, así que cuando todo esto se solucione, veremos cómo está el panorama y sobre que fechas se podría trasladar esa idea.

Deja una respuesta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar