Malparlat. «Con determinación de origen»

Entrevistas | | |Sin comentarios |

Si Malparlat supone la vuelta a las andadas musicales de Alfons “El Blüe” Pérez, precursor del hip hop hecho en valenciano, Poèticament incorrecte ratificar el ánimo reivindicativo con el que tanto el mismo Blüe como DJ Sinic, Bezeta abrazaron un día esta cultura en ese marco, también determinante como es la Comunidad Valenciana.

Por EPH. Fotos archivo

VOLVER POR IMPORTANCIA Y AMOR

HIP HOP LIFE: Preparándome la entrevista, encuentro que muchas de las referencias al origen de Malparlat aluden a la formación del grupo bajo la idea de Alfons “El Blüe” Pérez. ¿Eso es exactamente así? ¿Eres la principal razón de que Malparlat sea una realidad o los demás integrantes también tienen el mismo peso? ¿Cómo surge Malparlat?

EL BLÜE: Malparlat significa «mal hablado», en todos los aspectos y sentidos. Por ser rapero, toda mi vida mucha gente ha dado por sentado que digo tacos y soy un mal hablado. Además, yo lo hago en valenciano, al cual muchos se empeñan en llamarlo catalán mal hablado. Pero, siendo aún más redundante, siempre he optado por darle las patadas al diccionario que creyese oportunas, para no perder la esencia de mi forma natural de expresarme. El concepto de Malparlat me perseguía. De hecho, Malparlat era cómo se iba a llamar mi  nuevo disco. No obstante, me pareció un nombre tan bueno que derivó convirtiéndose en un grupo.

Lo cierto es que, como Blüe, llevaba apartado de la música desde 2015. Si bien, en 2018 una participación mía en un programa de la televisión valenciana se hizo viral, con el conocido como “Rap de la Paella”. El éxito de esa canción fue brutal, y estando parado desde hacía años empezaron a lloverme bolos e incluso a ganar público que me pedía nuevas canciones. En poco tiempo actué con Hard GZ en unas fiestas patronales, presenté unos premios literarios en Silla, canté en el Museo Etnológico de Valencia junto a mis hermanos Nacidos de la Tierra… Recobré las ganas por volver a dedicarme a la música, y empecé a preparar las canciones que hoy forman Poèticament incorrecte. Eso sí, desde el primer momento tuve claro que si volvía era con gente importante y querida para mí.

Así pues, Malparlat, aparte del Blüe, lo forman otro referente de la escena rap castellonense, DJ Sinic, y el conocido beatmaker y especialista en espectáculos NPC, Bezeta. Los tres tenemos, además raíces comarcales, siendo Sinic de la Vall, Bezeta de ascendencia en La Vilavella, y yo de Nules, 3 municipios vecinos de la Plana Baixa. Pero el proyecto Malparlat lo completan las voces deAitana Ferrer, Elena Serrano y Jorge Peri, y las guitarras de Marc Zaragozá o José Gas.

HHL: Informándome con más detenimiento, me entero que El Blüe fue de los primeros MC’s en rapear en valenciano, allá por 2008. ¿Cómo recuerdas aquellos días, imagino, solitarios? ¿Cuál era la aceptación, el panorama antes y cuál es la situación actual del hip hop hecho en valenciano?

EB: Fueron días muy experimentales. En 2007 empiezo a escribir y grabar mis primeras canciones de rap en valenciano, viniendo de grabar una maqueta en castellano. Hay que tener en cuenta que yo era un adolescente que hacía rap en valenciano sin influencias o referentes, dado que en ese momento los únicos grupos de música en valenciano activos hacían estilos muy diferentes, predominando el ska. No hay que olvidar tampoco que había algunas canciones sueltas, de MC’s como Malcriat, Ark o Jezie, que contribuyeron junto a Rapsodes y El Blüe a consolidar la escena del rap en valenciano a base de conciertos, canciones, reconocimientos y trabajo. Con el tiempo llegarían otros grupos.

La aceptación por entonces era muy tibia. No existía la industria que hay hoy montada alrededor de la música en valenciano, sino que esa escena aún estaba en construcción. Decidí centrarme en mi música, crecer canción a canción e  imaginar proyectos interesantes. Ayudé a amigos a escribir sus primeras letras. Organicé eventos. Rechacé en aquel momento fichar por un sello que estaba en auge, quise hacer mi camino. Saqué mi primera maqueta en valenciano en 2009, con 18 años (Míster, jo puc fer-ho millor), y otra en 2011, con 20. Para emprender el disco de Malparlat tuve muy en cuenta esa época, y en especial, la segunda maqueta, Qui va matar a Alfxns Pérez?.

HHL: ¿Qué es para Malparlat ser “poéticamente incorrecto”? ¿Qué hace que Malparlat sean más poéticamente incorrectos que otros compañeros de gremio? ¿Y qué artistas, personas, discos, canciones…son poéticamente incorrecto para vosotros?

 EB: En una era en la que ser políticamente incorrecto prácticamente ha perdido su significado, huir del convencionalismo, tocar los temas que nadie más ha querido tocar y soltar las verdades incómodas que todos callan es pura poesía.

Son poéticamente incorrectos los cómics X-Statix o Alias. El novelista británico Andy Remic. Lo son American Vandal o la primera temporada de “The End Of The F***ing World” de Netflix. Lo fue Matt Le Tissier. Frida Kahlo. «Parasite», que no «Joker». Es poéticamente incorrecto ver a Zatu y Broncano hablando de mierda en La Resistencia.

SOBREVALORADA INCORRECCIÓN

HHL: En estos tiempos la también expresión “políticamente incorrecto” gana mayor visibilidad, y es una expresión a la que no le faltan adeptos sean de la ideología que sean. ¿En qué lado creéis que cae la pelota de lo “políticamente incorrecto”? ¿Derecho? ¿Izquierdo? ¿Centro?

EB: Lo políticamente incorrecto cae del lado que convenga, según a quién, con quién y cuándo. La sociedad se ha polarizado, y desde la mayoría de medios de comunicación, así como desde los partidos políticos e instituciones, incluso personalidades, se intenta enemistar a aquellos que no compartan ideologías o sensibilidades. Han instaurado un odio y un pánico generalizado. Tratan de enfrentar a los ciudadanos, para que el resentimiento sea entre ellos y no hacia sus “líderes”. Balones fuera: una táctica política muy baja. La ignorancia y el ego de las personas es su principal baza. Y lo peor es que lo consiguen.

Se aprovechan de la frustración y dejadez colectiva; idiotizan a base de programas como “Mujeres y Hombres…” o “La Isla de las Tentaciones”; crean ejemplos estéticos o de conducta del calibre de Sergio Ramos o Belén Esteban. Revientan intelectualmente a cualquiera que no tenga los medios y voluntad para estudiar, formarse y huir de su burbuja.

Vemos impotentes cómo tanta gente cae en la trampa de un panfleto que te anima a odiar a los catalanes o vascos por el mero hecho de serlo, mientras ondea la rojigualda al son del “Que viva España” de Manolo Escobar y blanquea la imagen de Santiago Abascal, Juan Carlos I o Florentino Pérez. “Idiocràcia” es el primer tema del disco, también el primero que fue escrito y grabado, incluso puede que sea el detonante para hacer realidad el proyecto, y va precisamente de todo esto.

HHL: ¿Os fijáis en otras escenas de otras comunidades en las que cuentan con artistas rapeando en sus idiomas más inmediatos (Cataluña, Galicia, País Vasco) o vuestras miras están exclusivamente puestas en vuestro entorno? De ser así, ¿os véis en ventaja,  desventaja o a la par?

EB: Si soy sincero, conozco muy pocos grupos que hagan rap en euskera, galego o català, y no estoy al día de lo que publican. Tampoco soy quien para comparar la valenciana con sus escenas. En todo caso, es innegable el mérito que tiene hacer música en una lengua minoritaria y tratar de abrirse paso. Les felicito por su valentía y los animo a seguir.

HHL: “David Albelda” dedicada a un ex futbolista. ¿Por qué Albelda y no otro jugador? ¿Qué valores encierra que os han llevado al punto de dedicarle un rap? ¿Véis a muchos futbolistas de su perfil actualmente o cuesta disfrutar de ellos?

 EB: Realmente, la canción “David Albelda” no es una dedicatoria al futbolista. Es una canción que esconde una temática mucho más profunda, y lo hace desde una perspectiva, hasta cierto punto, psicodélica. Muy pocos captan de primeras de lo que va la canción. Habla de una época oscura de mi vida, una que decidí enterrar, y de la que salí gracias a Malparlat. Una en la que mucha gente puede sentirse reflejada, y que tristemente se ha normalizado. Una etapa autodestructiva a la que me vi abocado, pero que afortunadamente me hizo más fuerte emocionalmente.

«David Albelda» es una fantasía triste del niño que soñó, un coqueteo con substancias ilegales, en una espiral de excesos que envenenan por dentro y te alejan de aquello que siempre quisiste ser. De todas formas, es más una metáfora que un pasaje autobiográfico como tal, y si se titula así es por su carisma. Albelda era el capitán, el líder y la persona en la que muchos valencianos de mi quinta soñaban con llegar a ser en los 00’. Frívolo, siendo el fútbol profesional como es, el mayor negocio. Tan diferente es la canción, que es la única del disco (y de mi vida) en la que me he atrevido a cambiar el registro.

EXTRA DE VITAMINA C

 HHL: ¿Cuánto de broma y cuánto de crítica tiene “Taronja”? ¿Qué opinión os merece el trap estatal?

EB: La canción “Taronja” fue la última que escribí y grabé para el disco, y la primera que publiqué. Y tiene mucho trasfondo. Por un lado, la temática es evidente: la naranja valenciana está siendo vapuleada a nivel regional, estatal y continental. Los políticos, lejos de apoyar al citricultor local, obstaculizan y sabotean cualquier atisbo por salir adelante; las cadenas de supermercados locales hacen lo propio comprando, más barato y de mucha peor calidad, producto de fuera.

Es un problema que nos afecta a todos los valencianos, ya que la naranja ha sido durante décadas un sustento fundamental para nuestra economía. Y no sólo de los valencianos, tanta es la importancia de la naranja a nivel estatal que en el Mundial de Fútbol organizado por España en 1982 la mascota fue Naranjito. El problema afecta a un porcentaje altísimo de mis conocidos, concretamente en mi pueblo fácilmente llegaría al 80% o 90% de la población. Es un tema tan poco mainstream que nadie más lo había tocado hasta ahora, y a mí me quemaba por dentro. Y es un signo de identidad propio. Sabía que haría una canción sobre ello, lo necesitaba.

https://www.youtube.com/watch?v=mL3bA4OD5-w

A todo esto, se junta que en verano vino un cantante de trap a dar un concierto a mi pueblo, y su canción más conocida se llamaba “Zorra”, palabra que repetía constantemente a lo largo de la canción, y podéis imaginaros con qué intención. Nada personal contra él, pero su canción era machista, de mal gusto y con un retrógrado sentido del humor. Se me ocurrió parodiar eso precisamente.

Pasarme una canción entera repitiendo “Taronja”, de forma elegante y con estilo, transmitiendo mi denuncia pero sin renunciar a mi personalidad o al sentido del humor. Eso, precisamente, es poéticamente incorrecto. El resultado fue todo un éxito, la canción se volvió viral y puso inmediatamente a Malparlat en el mapa. Los medios de comunicación se hicieron eco, y el público respondió de forma contundente. Tanto que creamos una sudadera solidaria de Malparlat con la frase “al senyor retor li agrà la monja, a mi m’agrà la taronja” que se ha vendido, y se sigue vendiendo, muy bien.

Respecto a la escena trap, tampoco estoy demasiado metido y no puedo hablar con propiedad. Os sorprendería saber qué grupos suelo escuchar en mi día a día, y no necesariamente son de hip hop. De todas formas, me sorprende ver tanto rechazo hacia el trap por parte de ciertos sectores, tanto dentro del rap como en la propia música en valenciano. No lo entiendo y lo encuentro injusto.

Encasillar un estilo de música como algo negativo, como se hace habitualmente con el reggaeton, es arrogante y poco apropiado. Una cosa es que no te gusten ciertos artistas o sus actitudes, o el tipo de público con el que los identificas, pero no por eso hay que meter a todo el mundo en el mismo saco. Y siendo que los raperos somos los primeros que nos quejamos cuando se relaciona a nuestra cultura con las drogas o el machismo, o cuando se nos veta en según qué círculos acusándonos de analfabetos musicales por no saber tocar (generalmente) ningún instrumento, deberíamos ser también más respetuosos con todo eso.

HHL: ¿Se podrá disfrutar de Malparlat fuera de la Comunidad Valenciana? ¿Cuáles son los planes que tenéis a nivel escenarios, directos, etc?

EB: Nos estamos moviendo para cerrar el máximo de bolos posibles y hacer llegar nuestra música allá dónde se pueda. Después de haber presentado el disco en nuestra Castellón de la Plana el pasado 31 de enero, actuaremos en las fiestas de la Magdalena el próximo 19 de marzo en la Plaza Borrull, y el 28 en Barcelona (Ateneu Popular de Vallcarca). En abril, actuamos el 4 en Zeppelin Music Pub de la Vall d’Uixó. En mayo vamos al Skate Park de Gandía el 23, y presentamos el disco en Nules, mi pueblo, el 30. En junio volvemos a Castellón el día 6 a la Sala Veneno Stereo, vamos a Lleida en una fecha pendiente de confirmar, y estaremos en Valencia el 27 en El Volander.

Tenemos también algunos festivales en verano confirmados, pero que no podemos anunciar aún. Y estamos tratando de cerrar fechas en Baleares, Murcia, Aragón y Madrid. Estoy luchando por llegar también a Sevilla, dónde ya grabé un videoclip en su momento con Halberto el Cheff, con quien colaboré en mi último disco en solitario en la canción “David vs Goliath”. Sería muy bonito actuar allí.

De todas formas, podéis seguirme en instagram en @alfonselblue y @malparlatgrup para estar al día de todas las novedades.

Deja una respuesta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar