Morodo. “Modo resplandor”

Entrevistas | | |Sin comentarios |

Morodo es una institución del reggae y dancehall en castellano, hasta ahí llegamos tod@s…o deberíamos. Un creador autorizado, al que los contras del COVID-19 también han hecho tambalear la salida de su nuevo y 6º álbum de estudio,  Luz.

La Luz del Binghiman es un álbum repleto de ganas de resistir, de ganas de luchar y ganas de que tod@s resistamos y luchemos.

Texto por EPH. Fotos archivo

 AL FIN, POR FIN

HIP HOP LIFE: ¿Por qué Luz? ¿Porque eso es lo que eres? ¿Porque eso es lo que necesitas? ¿En qué momento anímico, creativo llega Morodo a este trabajo? ¿Cómo te sientes después de 6 álbumes?

MORODO: Luz porque, después de tanto tiempo, por fin ve la luz este proyecto. Porque en estos tiempos, más que nunca necesitamos iluminarnos por nosotros mismos. Ha sido toda una etapa la creación de este disco en la que ha pasado por muchos procesos y muchos estados anímicos, de ahí también viene Luz, a modo de conclusión.

Por fin está en la calle y los nervios empiezan a calmarse, pero uno nunca se acostumbra. Después de haber trabajado en tantos proyectos, siempre está esa sensación.. como si fuese el primero.

HHL: En el mundo de la música, 6 años sin disco pueden hacer desconocido a un artista para gran parte del público, si bien tenemos en cuenta que la gira con Reggae Ambassador finalizó en 2018 y quizá no sea tu caso. Aún así ¿sientes que a cada disco tienes que demostrar, darte a conocer a una nueva hornada de escuchantes?

M: La verdad que es algo que no me planteo, nunca he tenido esa presión. Siempre he hecho mi música sin estar pendiente de esas cosas y siempre me he tomado mi tiempo entre disco y disco. Principalmente, hago música porque me gusta hacer canciones, siempre he hecho la música que he querido hacer. Como te digo, no es algo en lo que piense.

HHL: Una de las tareas en la que has estado volcado mientras traías Luz, ha sido la creación de Mad91 Familia, una agencia de management, promotora de eventos, discográfica, editorial que está detrás de los trabajos y giras de Y8win, Kasta, Jah Nattoh, Roe Delgado, o Toteking ¿Cómo se siente uno al otro lado de la mesa, cambiando el rol de artista por el de empresario y productor? ¿Qué tiene de bueno y de malo esta nueva posición?

M: Mad91 ha pasado por muchas etapas, y poco a poco hemos ido aprendiendo y seguimos aprendiendo. A la hora de enfocar Mad91, yo siempre me hago una pregunta: ¿Qué me gustaría a mí como artista a la hora de trabajar con un sello o agencia, etc? De esta forma, en el rol de empresario, nunca propondría algo que como artista yo no aceptase.

La creación de Mad91 y sus diferentes etapas hasta el día de hoy, sí es cierto que me ha restado mucho tiempo a nivel musical, eso quizás sea el peor punto para mí. Pero en el punto positivo, ahora soy literalmente dueño de todas mis producciones y cómo no, puedo darle apoyo a otros artistas. También te digo que no estoy solo, yo llevo el timón pero tengo un gran equipo de trabajo detrás.

QUIEN SABE, SABE

HHL: Tu música siempre ha sido un ejemplo de resistencia, ya sea frente a los poderosos, las injusticias… A veces escuchándote, tengo esa impresión de que las cosas no han cambiado, que todo sigue igual. ¿De verdad no ha cambiado nada en los últimos 10 años? ¿Y no será que las cosas cambian, pero la velocidad de esos cambios es muy lenta?

M: Escucho canciones de hace 10 años y, sinceramente la temática me suena totalmente actual, para bien o para mal. Todo es cíclico, nunca aprendemos, nada cambia. Sólo cambian los actores, pero la película siempre es la misma.

HHL: En “Hip Hop Sparta”, hablas de resistir ante esos nuevos artistas que no quieren saben de la cultura y solo buscan hacer su dinero. En lo que es la música hip hop ya sabemos cómo está el panorama, etc, pero ¿y en la escena reggae /dancehall? ¿Cómo se trata con esa clases de artistas?

M: Musicalmente, el reggae es mucho más abierto en ese sentido. Digamos que es más normal, sobre todo en el dancehall, que los artistas fusionen y los más jóvenes aprovechen las modas para lanzar sus hits, siempre en la última tendencia, pero sin perder la raíz, es algo normal dentro del movimiento.

Pero hablamos musicalmente. Si hablamos de hip hop no se refiere al rap, hablamos de cultura hip hop, y no es que exista una doble moral, simplemente no se puede medir con la misma vara.

HHL: Enlazado con “Hip Hop Sparta” está “Pagando Payola”, en el que pones el foco en las nuevas maneras de hacerse relevante, comprando seguidores, pagando para estar en playlists y demás métodos… Algo que, a otros niveles ya se daba antaño en el mundo de la música. ¿Crees que la gente es más consciente de esto, sobre todo cuando se ve  artistas con grandes cifras en las redes, pero una escasa capacidad de convocatoria a la hora de hacer conciertos?

Morodo: Hay de todo. Hay mucha gente con criterio musical que sabe perfectamente lo que quiere escuchar y donde encontrarlo y otros muchos que se dejan llevar por los números y ese es su único filtro. Eso siempre ha existido, es publicidad en estado puro y las grandes discográficas han creado miles de hits con esa fórmula.

Creo que parte del problema está en confundir “un plan de promoción fuerte” con el “todo vale”, sobre todo en estos tiempos de la música independiente y eso se te puede volver en contra al no cumplir con tus expectativas.

FRENTE AL ESPEJO

HHL: “Hermano” habla del alejamiento de las familias, tomando como ejemplo una relación entre hermanos. ¿Cuánto hay de autobiográfico en este tema y cuánto de mero ejercicio de reflexión para los oyentes?

M: Es un puro ejercicio de reflexión autobiográfica, es una carta en forma de canción para mis hermanos, un desahogo y un tirón de orejas…

HHL: Escuchando  “Solo hay una” daigo en que llamas aprovechar el momento, a disfrutar de la vida porque, como dice el título “solo hay una”. ¿Te aplicas lo que cuentas en esta canción o te cuesta llevar una vida tan plena como la que sugieres? ¿Cuánto de este tema va dirigido al propio Morodo y cuánto al público?

M: Pienso que ninguno o muy pocos llevamos la vida que queremos 100 % pero es la vida que tenemos… hay que vivirla, literalmente. Eso va para todos y para mí el primero, es una canción muy introspectiva y no pretende ser un tema de “autoayuda”. Es un pensamiento que dejo al aire y que llegue donde tenga que llegar.

HHL: Inevitable pasar por alto la situación sanitaria de estos días. ¿Cómo ha vivido estos meses de confinamiento? ¿Cómo se ha visto influido por los mismo la creación de Luz? ¿Cómo se plantea el futuro? ¿Qué lecciones sacas de estos tiempos que nos han tocado en suerte?

M: Me ha pasado de todo (risas). Ya veníamos con retraso y la pandemia nos supuso dos retrasos más. No hemos podido hacer los videoclips, han habido canciones que no han salido, concretamente un tema con Aldo Ranks que se ha quedado en la recámara, ya que por culpa del confinamiento en Panamá, no pudo grabar sus pistas y alguna que otra idea se ha quedado para el futuro próximo. Ahora, poco a poco estamos retomando el paso con los videoclips y los pequeños detalles de producción, medios, etc.

En el momento, el 75% de mi agenda en 2020, eran festivales en España y Latinoamérica, todo eso se ha movido a 2021, con las presentaciones de Mad91 en España y las presentaciones del disco en sala de momento. Mantenemos las fechas que en su día, ya reagendamos y otras que estaban en negociación que se quedaron paralizadas al inicio de la pandemia, se están retomando con nuevas propuestas conforme a las medidas de seguridad pertinentes.

¿El futuro? ya veremos… Lo que está claro es que el formato de directo está cambiando. ¿Lección? Vida solo hay una…

HHL: En tus letras no es complicado oírte hablar de logias, mafias, poderes ocultos que andan haciendo que el mundo se mueva en favor de sus intereses. En ese punto, ¿crees en que hay algo detrás de esta pandemia, al margen de la versión oficial? ¿Tienes alguna teoría que te gustaría desarrollar sobre el COVID-19 y lo que trae consigo, la “nueva normalidad”, etc?

M: No sé si habrá una conspiración o no, no sé si fue un acto premeditado desde un laboratorio, pero es una realidad que las farmacéuticas ya están sacando provecho. Yo no creo en brujas pero de que vuelan… ¡vuelan!

Deja una respuesta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar