Wöyza. “En continua reinvención”

Entrevistas | | |Sin comentarios |

 

Según explica la propia Wöyza, la expresión “tabula rasa” podría ser sinónima de “borrón y cuenta nueva”. Y eso es lo que ella hace en su nuevo EP, utiliza todo lo aprendido para crear algo nuevo y diferente, sin perder la esencia soulera que siempre tiene su música gracias a su hipnótica voz.

Texto por Alfonso Gil Royo. Fotos por Ivana Pardal y Bernard Betancourt.

CALMA, ACEPTACIÓN, ESPERANZA

HIP HOP LIFE: Más de quince años de carrera, cuatro trabajos publicados, incontables colaboraciones y conciertos… en definitiva, una carrera ejemplar la de Wöyza. Y después de todo esto, ¿en qué momento musical y personalmente te encuentras?

 WÖYZA: Muchas gracias por tus palabra. La verdad que cuando echo la vista atrás y pienso que ya han pasado 17 años desde que comencé a grabar y sacar temas, me digo“¿en qué momento me he hecho mayor?”. Pero realmente no me siento mayor, aunque sí puedo decir que a través de todas las experiencias adquiridas dentro y fuera de la música, hoy me hallo en un punto de seguridad y madurez que se ve reflejado en mis letras y en mis composiciones. Me siento cómoda en mi cuerpo, en paz con mi mente y conectada con mi voz. Y eso se transmite.

HHL: Han pasado tres años desde Pelea, tu último LP, hasta este Tábula Rasa. ¿Qué diferencia musicalmente hablando ambos trabajos?

 W: Pelea es fruto de muchísimos sacrificios y es un disco lleno de denuncias sociales y una carga emocional muy fuerte, está escrito por mi lado más guerrero, salvaje y oscuro. Cuando lo grabé todavía estaba saliendo de una larga depresión y buscando mi lugar en el mundo. Tábula Rasa es luz, para mí esta trilogía cuenta la historia de cómoWöyza salvó a Sofía y le enseñó a vivir con calma, aceptación y esperanza. Cada tema es una fase vital, personal y colectiva.

HHL: Además este trabajo viene en formato EP, con tres canciones. ¿Va a ser esta tu nueva fórmula de crear, ofrecer tu música en pequeñas dosis o tienes en mente un futuro LP?

 W: En un principio, cuando me planteé volver al estudio no tenía ganas de grabar un disco largo, no me lo pedía el cuerpo. Hoy en día, yo misma escucho pocos discos enteros, sigo escuchando los clásicos en orden de arriba abajo, pero sobretodo canciones sueltas o listas de reproducción. Alucino con la productividad que tienen algunos artistas, sobretodo de rap, capaces de sacar un disco por año. No doy el perfil, me gusta cuidar los matices, que los temas suenen diferentes entre sí, experimentar con mi voz y armonías, trabajar con productores de distintos palos y darme tiempo para vivir y escribir partiendo de nuevos enfoques.

Tábula Rasa son 3 temas, los cree conectados entre sí, capaces de funcionar por separado y juntos. Me gusta hacer música sin fecha de caducidad y me gusta trabajar en los conceptos. Cuando encuentre el momento y la motivación volveré a producir un “longplay”, los tiempos han cambiado todo va más rápido. No quiero perder mi energía, quiero proyectarla de forma continua, busco disfrutar del viaje más que llegar a la meta o a cumplir unas expectativas.

TIEMPO DE REMOVER

HHL: Te hemos leído decir que consideras que en el hiphop actual el mensaje está «totalmente perdido». ¿Por qué crees que ha ocurrido esto? ¿Y cuál es el camino correcto que debe retomar?

 W: Primero, porque la cultura urbana de los jóvenes no emana de las mismas experiencias ni bajo los mismos conceptos que los que hemos nacido entre los 70/80 y por lo tanto nunca nada va a igualar esa época de la que hablamos como carcas y pesados con tanta nostalgia. Pienso que está bien, no hay que corregir nada, hay que respetar a las nuevas generaciones e incluso aprender de ellas/ellos y la forma que tienen de expresarse (me costó entenderlo, porque no mola que lleguen estos “putos críos/as” y hagan sentir a tu generación como basura desechable, oh My God! ¡Terrible!) pero lo están haciendo francamente muy bien, si hablamos de industria musical o de sonido, aunque quizá no tanto del llamado “espíritu hip hop”, ya que salen copias y copias y copias y copias de lo mismo.

Pero bueno, hacerse una carrera musical en este país folclórico es jodido y darle un vuelco es el mayor de sus éxitos. La escena hip hop soul / R&B ha evolucionado mucho, por fin podemos decir que tiene un espacio, aunque no con identidad propia. Quizá el mensaje actual sea superficial, tóxico y bananero, pero es el mundo en el que vivimos, y me parece más “real” que aquellos que tratan al público de idiotas vendiéndoles frases del refranero popular usando pobres sinónimos. Por la contra, también he de decir que dentro de 10 años hablamos, que esta gente crece y no siempre van a hablar del mango, la papaya, el boniato y la toalla. Me suscita muchísima curiosidad qué artistas sobrevivirán y de qué manera aportarán a la escena lírica y musical las generaciones venideras.

HHL: El feminismo también está muy presente en tu música. ¿Consideras que en el hiphop la mujer tiene una posición desfavorable respecto al hombre?

 W: Principalmente porque provenimos de una cultura misógina. Con mi música intento transmitir la visión de una persona que ha nacido mujer, que se identifica con su feminidad y que además combate (pienso) de forma positiva esta discriminación de formas muy diversas (prueba-error), a través de actitudes y conceptos pro-feministas. En el hip hop la mayor parte de nuestros líderes, iconos e influencias sociales vienen de creencias masculinas, masculinizadas y/o machistas, y por ello los artistas masculinos siguen siendo la referencia, ponen las normas y dando su aprobación.

Por el contra, muchas artistas femeninas no solo son de “segunda”, sino que siguen una serie de patrones para triunfar, bien sexualizándose para alcanzar la cima de la pirámide (que conste que no tengo nada en contra del exhibicionismo, cada una pone sus condiciones con una misma para conseguir sus objetivos. No lo juzgo ni lo devalúo, tan sólo es una realidad) o bien rompiendo cánones de belleza y creando su propia escena lejos de la liga general, que en prácticamente todos los campos es masculina.

HHL: Pero también te notamos crítica con otros aspectos del ser humano en tus letras. ¿Qué es lo que más preocupa a Wöyza?

 W: La xenofobia, la homofobia, la aporofobia, la misoginia y todas aquellas lacras sociales derivadas de la falta de empatía, de la ignorancia y del odio hacia el prójimo.

JUVENTUD, DIFÍCIL TESORO

HHL: Volviendo al aspecto musical, muchos te consideran uno de los grandes referentes del soul en España. ¿Cómo ves la situación de esta música en la actualidad? ¿Crees que crece o que se mantiene estancada?

 W: Crece, crece constantemente. Cada día salen más proyectos en español con personalidad y carácter único. Desde mi experiencia, el género necesita tener un espacio propio, para mantenerse y poder expandirse. Una apuesta fuerte de las promotoras, editoras, discográficas, marcas y por supuesto del público (que no todo es especializado, muchas personas se educan con las radios y las televisiones musicales, YouTube o playlist de Spotify y estas a su vez están a merced de la moda y de la industria musical). El soul, con todas sus mezclas cuenta con una escena humilde, pero técnica y magistralmente preparada. Es triste ver la cantidad de talento frustrado y castigado por esta situación.

HHL: También eres una de las figuras más activas dentro de la escena musical gallega. Haznos un análisis de su situación, cómo la ves tú hoy en día.

 W: La veo falta de oportunidades para los más jóvenes y difícil para las y los veteranos. Figuras del rap como Hard GZ o Rebeliom do Inframundo están haciendo giras nacionales con gran repercusión. Específicamente en mi ciudad, Vigo, se ha disgregado. A principios del 2000, teníamos clubs en casi todas las provincias, ciudades y pueblos donde poder ir a disfrutar de la música que nos gustaba, había muchísimos grupos y artistas que prometían. Ahora tan solo hay fiestas puntuales promovidas por colectivos y si nos ponemos quisquillosas, mayoritariamente de trap y “música urbana”. En mi ciudad algunos artistas como Kaixo Sama o el propio colectivo Banana Bahía crecidos en el hip hop, transformaron la escena con el movimiento “New Punk” o también Arkestra referentes de la música hiphop /electrónica y colectivo con el que comenzó Alizzz, Mwesly o B-Flecha. En Galicia hay mucho talento, pero pocas oportunidades y las que hay nos las tenemos que crear.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar