Classic Material: Eric B. & Rakim

Reportajes | | |Sin comentarios |

ericb&rakim

Texto por Santiago Tadeo Cervera

Nunca fue el más exitoso y su trayectoria apenas duró siete años, pero durante la era dorada fue el gran dúo de la escena hip hop. Eric B. es uno de los más talentosos productores de la época, pero es que Rakim desarrolló un personalísimo estilo con el que creó una nueva forma de concebir el rap que fue enormemente influyente de finales de los 80 en adelante. Con su álbum debut comenzó la era moderna del género.

UN ENCUENTRO CASUAL

Quien firma como Eric B. es Eric Barrier, artista nacido en Elmhurst, Queens, en 1965, que ya en su adolescencia empezó a desarrollar una notable técnica a los platos. Fue este talento el que le permitió obtener un trabajo en la emisora de radio neoyorquina WBLS. En un momento dado decidió que quería grabar sus propios temas de hip hop, y dado que él no rapeaba, tuvo que buscar un MC. El promotor Alvin Toney le llevó a la casa de Bumpy Knuckles, aka Freddie Foxxx, pero como justo ese día no estaba en casa, Toney le sugirió un segundo MC, un jovencito que se hacía llamar Rakim. Como ya sabéis, a Eric B. le impresionaron las rimas que escuchó lo suficiente para que decidiese crear con él un dúo. Eso sí, según la fuente que consultes verás otra versión de los hechos: Eric B. encontró a Rakim tras organizar un concurso para MC’s que, naturalmente, este habría ganado. Parece más realista la primera versión, pero no cambia mucho.

William Griffin, Jr. nacido en un suburbio de Nueva York, en 1968, adoptó el nombre de Rakim tras convertirse al Islam. Es uno de los mejores MC’s que ha dado la historia del hip hop. Quizá no sea el mejor letrista, ya que no se caracteriza por contar relatos especialmente interesantes; pero su técnica, además de inconfundible, fue enormemente innovadora. Para empezar, trasladó al rap lo aprendido al tocar el saxo, introduciendo fraseos de influencia jazzística. Basta con pensar que una de sus mayores influencias, cosa que comprendo, es el gran John Coltrane. Fue eso lo que dotó a su flow de un estilo tremendamente novedoso, que no se conocía hasta entonces, que cambió las reglas y que fue uno de los referentes de las futuras generaciones de raperos. Desarrolló un ritmo particular, liberándose de los codificados patrones, y lo hizo dando la impresión de que para él rapear era algo tan natural como hablar. De hecho, es uno de los MC’s con el tono más suave, con mayor fluidez. En su caso, la palabra flow es especialmente adecuada para definirle. Finalmente, por si todo lo anterior no fuera ya admirable, popularizó el uso de rimas internas, esto es, de rimas en un mismo verso, cosa que dificulta considerablemente la escritura. Fue justamente este “más difícil todavía” el que le llevó a escribir sistemáticamente sus letras: la improvisación nunca fue uno de sus fuertes o, al menos, no la vertiente que privilegió.

UNA CARRERA FUGAZ

Eric B. & Rakim solían reunirse en sus respectivas casas. El primero llevaba una base o la creaba in situ, y el segundo, tras escucharla unas cuantas veces, escribía la letra en poco más de una hora. Su primera referencia discográfica fue el doce pulgadas ‘Eric B. Is President/My Melody’ (1985), editado por un pequeño sello independiente. No fue un éxito instantáneo, pero el corte de la cara A, que celebra las habilidades de Eric B, fue un pequeño fenómeno underground gracias a la mejor promoción que existe: el boca-oreja. La repercusión fue suficiente para que 4th & Broadway contratase al dúo, que solo un año después presentó el primero de sus clásicos inmortales, “I Ain’t No Joke”. Además del rap de Rakim, que empezaba a revelarse como uno de los mejores y más genuinos MC’s, sorprendió el empleo de un sample de James Brown. Sí, ese es uno de los cortes con los que comienza la fiebre del hip hop por samplear al padrino del soul. Para bien y para mal, Eric B. es uno de los responsables de su proliferación en las bases del género, aunque no sé hasta qué punto fue esa su gran contribución. En 1987 presentó nuevos EP’s y su álbum debut, ‘Paid In Full’, obra imprescindible par entender la evolución del hip hop. Lo comercializaron conjuntamente 4th & Broadway y la poderosa discográfica Island, aunque fue de nuevo el boca-oreja el que propició las ventas: es sintomático que no fuese certificado disco de platino hasta 1995. En dos de los temas, “My Melody” y “Eric B Is President”, Marley Marl (Cold Chillin’) figura en los créditos como ingeniero, aunque este asegura que fue el autor de la producción. Eric B., en cambio, le contradijo en varias entrevistas, afirmando que pagó a Marl solo como ingeniero. Lástima que estos rumores, que este choque de versiones, no favoreciese nada el prestigio de Eric B.: en más de una ocasión se ha cuestionado la autoría de sus producciones.

En 1988 llegó otro clásico necesario, ‘Follow The Leader’, y dos años después una tercera obra algo menos lograda, ‘Let The Rhythm Hit ‘Em’. Esta última también está rodeada de cierta controversia, dado que Large Professor se encargó de la producción pero no figura en los créditos. Sí se sabe con certeza que el futuro integrante de Main Source participó como productor, pero no queda claro si se encargó de todas las bases, si fue coproductor… De nuevo, estas incógnitas perjudicaron a Eric. B, que por cuestiones como esa no ha sido valorado como parece merecer. Tristemente, la trayectoria del dúo concluyó en 1992 con ‘Don’t Sweat The Technique’, una estimable despedida en la que ambos componentes mostraron por qué llevaban casi una década siendo de lo mejorcito de la escena hip hop. Cada uno de ellos quiso seguir por su cuenta, aunque por cuestiones contractuales tardaron varios años en debutar en solitario. Eric B. publicó un trabajo homónimo que pasó casi completamente desapercibido y que la crítica recibió con tibieza en el mejor de los casos. Para muchos, el resultado fue tan flojo que confirmó que los mejores momentos de ‘Let The Rhythm Hit ‘Em’ eran cosa de Large Professor. En adelante no se supo mucho más. Rakim, en cambio, tardó algo más en iniciar su trayectoria discográfica, pero lo hizo con dos discos excelentes: ‘The 18th Letter’ (1997) y ‘The Master’ (1999). Elocuente título este último. Eso sí, luego hubo que esperar una década exacta para escuchar el tercero, el irregular ‘The Seventh Seal’.

DISCOGRAFÍA SELECCIONADA:

PAID IN FULL (ISLAND, 1987)

01. Paid in Full

Una de las obras clave de la historia del hip hop. No lo consiguió solita, claro, pero marcó el inicio tanto de la era moderna del género como de su época dorada, ese periodo entre 1987 y 1992, aproximadamente, que la crítica anglosajona denomina Golden Age. Las bases de Eric B. son sencillas y efectivas, pero es que los raps de Rakim marcaron época. Ritmo propio, fraseo jazzístico, rimas internas…, en definitiva, un nuevo estilo que fue enormemente influyente durante los 90. Clásico necesario con maravillas como “I Ain’t No Joke” o “Eric B Is President”.

FOLLOW THE LEADER (MCA RECORDS, 1988)

02. Follow the Leader

Otro clásico de la era dorada que repite los ingredientes del precedente, solo que con aún más acierto. La producción de Eric B., sin perder de vista su característica sencillez, es considerablemente más elaborada, con un acertado empleo de samples e instrumentación. No obstante, el espectáculo vuelve a ser escuchar a Rakim, que demuestra aquí por qué está considerado uno de los mejores MC’s de la historia. Él lo sabe y no duda en afirmarlo en piezas como “Follow The Leader”, “Microphone Fiend” o “No Competition”.

DON’T SWEAT THE TECHNIQUE (MCA RECORDS, 1992)

03. Don't Sweat the Technique

Estimable despedida del dúo, que hasta el final siguió creando buen hip hop. Ya no resultaba tan innovador, no se trata de otro clásico redondo, pero es un muy recomendable álbum igualmente. Rakim prueba suerte con contenidos sociales, pero no se resiste a retomar su tema favorito: su deslumbrante técnica. Y no le podemos culpar por su falta de modestia, en efecto es un espectáculo escucharle rapear. Por su parte, Eric B. propuso unas bases de influencia jazzística, quizá de las mejores de una trayectoria insuficientemente reconocida.

Artículo publicado originalmente en el número 27 de Hip Hop Life

Deja una respuesta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar