Grankhan. “Curtido en la arena”

Entrevistas | | |Sin comentarios |

Grankhan lleva años currándose los escenarios, ya sea en solitario o como corista de su amigo Fyahbwoy. Y ahora, con esa experiencia acumulada, publica Auriga, un disco con el que toca afianzarse como figura importante en la escena dancehall.

Por Alfonso Gil Royo. Fotos archivo

A ESCENA

HIP HOP LIFE: Antes de Auriga, están tus primeros pasos en esto, tus inicios con el grupo Máxima Expresión y luego en solitario bajo el A.K.A. Karakuerno. Además de los recuerdos, ¿qué aprendizajes se le quedan a uno de esta época y de sus inicios?

GRANKHAN: Bueno, llevo siendo Grankhan muchos años, ya antes de que el grupo dejara de funcionar cambié mi A.K.A, ha pasado mucho tiempo entre Máxima Expresión y Auriga. Pero vamos, siempre que me preguntan digo lo mismo, sin aquello no habría esto; como cualquiera que mira tan atrás, uno ve a aquel “yo” como alguien que no sabe nada en realidad, y en unos años me parecerá que mi “yo” de ahora mismo es otro ingenuo…

Eso es bueno creo, sería peor ver que no he avanzado nada en el tiempo que nos separa y que soy igual que él. La ignorancia es osada y esto tiene un lado positivo. Los comienzos son duros, el mío no ha sido diferente y ese atrevimiento “extra” que te da el no saber, unido a la emoción y la ilusión del que empieza algo, hace que te embarques en lo que sea casi sin pensar y que las hostias (que al final son las que te dan el aprendizaje) duelan menos.

HHL: Tras todo ello publicas ahora tu gran obra, Auriga. ¿Cuál fue el punto de inflexión, el momento en el que viste que estabas preparado para dar el paso?

G: Quizá fue la gente de mi entorno profesional más que yo mismo, quienes me transmitieron que era el siguiente paso, que estaba preparado y desde luego, quienes lo han hecho posible a muchos niveles. Este disco es tan mío como de La Tanda.

HHL: Si no tenemos mal entendido, Auriga es un término que hace referencia al conductor de un carro de caballos. ¿Es este es significado que le has querido dar? ¿Ofrecerte como guía para la nueva ola de cantantes dancehall que están surgiendo en los últimos años?

G: Sí, hace referencia precisamente a eso, a conductores de caballos que solían ser esclavos y de los cuales algunos, pasando a competir en la arena y siendo realmente buenos arriesgando la vida, pudieron en un momento dado alcanzar la libertad (como los gladiadores, vaya).

Más que guiar a nadie, yo pretendo guiarme a mí mismo, conseguir mi libertad arriesgando en la arena; al final, muchos de los chavales que estamos intentando apostar por nuestro arte, somos gente humilde que nos la jugamos a una carta y peleamos un montón. Puedes morir en la arena, la realidad es un ambiente hostil como la tormenta que atravieso en la portada del disco, pero lo importante es abrigarse con un buen equipo y seguir galopando.

JUEGO LIMPIO

HHL: Hablando de dancehall, efectivamente parece que es una escena que está creciendo últimamente. ¿Hasta dónde puede llegar? ¿Crees que puede alcanzar la dimensión de otros géneros como el rap o en España es difícil?

G: Quiero ser optimista y creo que podemos llegar donde se ha llegado en cualquier otro país donde se ha hecho fuerte esta música, teniendo en cuenta que es un género importado y no estoy diciendo que vaya a ser esto Jamaica (risas), pero vamos, que ya ha habido géneros importados y que no son, como el reggaeton o el dembow domi, originalmente de un ámbito hispanoparlante, como el trap o el propio rap, que sí han logrado crear una industria potente aquí.

No veo por qué el dancehall no iba a poder hacerlo poco a poco, con buenos exponentes y apoyo. Creo que cada vez más hay buen dancehall en castellano y que, desde otros géneros, se está acudiendo a su esencia más a menudo, de un modo acertado o no, respetuoso o no, pero en cualquier caso con un resultado que implica su creciente visibilización e inclusión en el ámbito mainstream.

HHL: De hecho, algunos cantantes hacen referencia a una falta de unidad dentro de la escena para poder crecer juntos en vez de ponerse obstáculos compitiendo. ¿Crees que es así, que falta unidad o hermandad?

G: Es un tema farragoso, no soy juez de nada ni de nadie, pero desde luego hay mucha tontería y a veces, sí se deja percibir un poco el lado feo de la carrera de ratas que, sin embargo, no debería ser esto. Tampoco soy ningún hippie que crea que esto tiene que ser La Casa de la Pradera, aquí somos todxs muy cojonudxs y queremos lo nuestro, pero vamos a jugar limpio y a valorarnos y respetarnos unos a otros, que todos estamos arriesgando mucho, como decía antes.

HHL: Todo artista tiene influencias, referencias que le generan ese interés necesario para introducirse en cualquier disciplina. ¿Cuáles fueron los tuyos, esos artistas con los que descubriste que el reggae/dancehall te hacía sentir algo especial?

G: Me es siempre complicado responder a esto con nombres, pero vamos, más allá de que escucho absolutamente de todo, dentro de mi género podría referirme a cualquier artista jamaicano (Vybz Kartel, Buju, Cutty, Shabba, Degree, Sasco, Movado, Busy Signal, Sizzla…..y un eterno etcétera), así como del ámbito hispanoamericano, yankee, europeo (Danger, Murder Cat, El Roockie, Nando Boom, Kalash, Admiral T, Million Stylez, Collie Budz…) o nacional, desde luego.

En general todos los que llegaban a mis manos y siguen llegando; al final, el amante profundo del reggae y del dancehall acaba por acostumbrarse a que salgan artistas nuevos constantemente, que se suman a los millones que ya hay cuando uno empieza y que sacan (sacaban, al menos cuando yo empecé) un tema cada tres días (risas). Es una cultura realmente inabarcable.

EN ESENCIA

HHL: Suponemos que, en este proceso de aprendizaje y formación musical habrá sumado la gira junto a Swan Fyahbwoy. ¿Es imprescindible para un artista, antes de lanzarse en solitario, aprender a convivir y relacionarse con el gran público de cara a una carrera musical?

G: Bajo mi punto de vista la tarima es importante. Desde que te subes al escenario improvisado en el bar de turno, cuando te tienes que subir delante de 10 que sólo quieren que te pires cuanto antes para que les pongan música que conocen, pasando por las okupas, las fiestas de tu barrio y algún cartel chulo en el que te metes de rebote a las 4 de la tarde, hasta empezar a ser cabeza en cosas chulas y finalmente subirte en el Arenal Sound a las 2 ó 3 de la mañana, antes de Bad Bunny

Todo es importante y todo requiere mucho valor, en el sentido que sea; al final es subirte a enseñar y defender tu música sea donde sea. Es cierto, que conocer ya el último de esos “niveles” que he dicho, me lo ha posibilitado mi bro Swan y estoy por supuesto, agradecidísimo; sin duda, el día que me toque enfrentarme a eso por mi cuenta y riesgo, me dará muchos puntos haberlo vivido ya con él.

HHL: Volviendo sobre Auriga, podríamos decir que es tu gran puesta de largo dentro de la música a nivel profesional. ¿Siente uno más presión o ilusión cuando se encuentra en una situación así?

G: Sí, ambas. A veces más una que otra, pero supongo que es normal y uno procura disfrutar el máximo posible, sin dejar de cumplir profesionalmente con todo, pero intentando ser positivo y no caer en extremo en ninguna. Ni es bueno ser un absoluto agobiado que sólo se preocupa, ni ser un imbécil que cree que todo cae del cielo.

HHL: En términos generales, si tuvieses que describir Auriga a grandes rasgos, ¿cómo lo definirías?

G: Yo creo que Auriga es pura esencia Grankhan, la verdad. Para lo bueno y para lo malo que conlleva, creo que tiene mucha personalidad. Es un disco muy variado, y si no todo, a cualquiera le puede gustar cierta/-s canción/-es. También diría que es un disco con muy contenido, dice muchas cosas, aunque no todo el rato; también es necesaria la música que sólo te transmite una sensación o te hace moverte, no hace falta verbalizar todo de forma compleja siempre. No sé… Es un disco que creo que aporta algo a la música urbana de este país y al ámbito de la música jamaicana en particular también, lógicamente.

ESPERANDO TRABAJANDO

HHL: En Auriga encontramos ritmos de reggae, new roots y dancehall a partes iguales, pero, ¿sobre cuál te encuentras más cómodo cantando? ¿Qué te ofrece cada uno que no pueda hacerlo el otro?

G: Pues por lo general, el reggae me ayuda más a transmitir, me “obliga” también a cantar, a ser más melódico y a explorar registros vocales y recursos temáticos, letrísticos, más metafóricos y más personales, que el dancehall me saca menos…El dancehall es mi hábitat natural (risas) y, aunque intento superarme siempre, me vuelvo más cómodo, me salen solos los trucos, una letra más directa, más cruda, temáticas más fáciles de abordar…

Me “divierto” más haciendo dancehall digamos, es otra actitud a la que me lleva; el reggae es más reflexivo y me exijo mucho más en cuestiones de composición. A la hora de interpretarlos los disfruto igual, eso ya depende más de la canción que del género, para mí.

HHL: El disco sale en un momento delicado, con la gente confinada en casa por la pandemia, una situación que ha provocado que muchos músicos paralicen sus proyectos. ¿Esto te ha generado dudas o crees que, al contrario, es un buen momento porque la gente tiene más tiempo para disfrutar de la música?

G: Creo que es un momento tan bueno como malo para lanzar un disco, por diversos motivos, aunque desde luego el tema de la promoción del mismo apoyada en los shows y festivales de verano…pues sí es algo que actúa en detrimento de todo esto, sin duda. En cualquier caso, son cosas que pasan y con las que hay que lidiar y bueno…¡andamos activados pa´ las que sean!

HHL: Y en este sentido, una escena como la del reggae, que vive mucho más de los conciertos que de la venta de discos, ¿crees que puede resentirse especialmente por esta situación? ¿Qué se puede hacer para no quedar rezagados?

G: La cultura en general creo que está pasando un momento duro, la gente de la música y en concreto del reggae, no somos excepción, más bien ejemplo de lo difícil del momento…Pero bueno, lo que se puede hacer es estar activados 100% y preveer todo lo que se pueda para adelantar trabajo y estar en todo cuando se vaya reabriendo el tema, y mientras tanto…currar aprovechando la tecnología, generar material como sea y ser más cercanos que nunca con los seguidores y otros artistas.

Deja una respuesta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar