Café para todos Por DJ Jooz

Reportajes | | |Sin comentarios |

Me llevo muy mal con los extremos desde siempre. En esto del “Spanish Rap Game” lo de los extremos fue desde siempre el pan de cada día: que si rollo clásico o “mochilas”, que si nuevo o “fresh”. Normalmente, en esto de la música, estar en la onda es lo más molón. El problema es cuando nos pasamos de molones o cogemos una tendencia y la llevamos al extremo. Sabemos perfectamente que España se ha caracterizado siempre por un estilo de rap muy 90’s y muy NYC, dejando sin sitio a otros estilos. Se ha llevado al extremo ese tipo de rap, considerándolo como la única opción válida y creíble, y desechando otros tipos como el West Coast o el Southern rap. Desde hace un tiempo hemos asistido a una renovación que ha dado paso a diferentes estilos, diferentes sonidos… y así se crea un “nuevo” movimiento, más joven y supuestamente más abierto. Pero recordemos que estamos en España, y aquí parece que lo de tropezar dos veces con la misma piedra se lleva en los genes. Así lo vemos con este “nuevo” movimiento que muchos están llevando al extremo como lo hicieron sus predecesores de los 90, haciendo que todo lo que no responda a su patrón sea considerado como no válido. Yo condeno rotundamente estas dos posturas extremas, pero me parece increíble que no se aprenda de antiguos errores porque aquí lo que importa, en mi opinión, es la música, más allá de estilos o vibes. Las dos posturas pueden cohabitar juntas y no son incompatibles si el denominador común es la música. Desde un punto de vista musical, me parece condenable considerar como válido el hecho de rimar a lo metralleta sobre un bombo y una caja. Por otra parte, me parece condenable que ahora todo lo fresh, con la excusa de que supuestamente es más “musical” por usar sintes y pseudo melodías, sea automáticamente considerado como válido. Pues no, no todo vale. Tiene que haber ante todo talento, luego un conocimiento, un trabajo, un sacrificio, un compromiso y una actitud. No me vale que por usar un determinado preset de sinte, una determinada temática, una determinada manera de rimar, una determinada caja, un determinado efecto de voz sea válido porque ahora mismo se prioriza mucho más el simbolismo de la música que la propia música en sí. Esa religión del simbolismo es algo que hizo mucho daño a la música urbana desde siempre y que hizo que el género no avanzase hacia miras más altas, como pasó en otros países como Francia, USA, UK, etc. La calidad musical es un concepto que España tiene que incorporar a su rutina diaria. No hay más vuelta atrás. Ha llegado la hora de sentarse y mirar todos en la misma dirección, dejando de lado los prejuicios y pajaritos en la cabeza que tanto inundan este tan desgraciado “Spanish Rap Game”.

Deja una respuesta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar